Los recambios de las cuchillas de depilación tienen fecha de caducidad. A medida que las usamos, los pelos, las células muertas y otros residuos se acumulan en las hojas, convirtiendo la tarea de la higiene personal en una auténtica pesadilla.

Pero si quieres puedes prolongar la vida útil de esta herramienta. En este tutorial en vídeo de Nova Life, te mostramos trucos que te ayudarán a que la cuchilla vuelva a estar como nueva, pudiendo extender la duración de los recambios.

Para eliminar los residuos que quedan atrapados entre las hojas de la cuchilla es muy importante lavar las hojas de la forma correcta. Esto ayudará a que el exceso de vello y otros residuos se despeguen de las hojas. Eso sí, importantísimo: bajo ningún concepto debes tocar las cuchillas con las manos. Puedes golpear la cuchilla contra el borde de la pila de la forma correcta para eliminar más suciedad. Un par de sacudidas rápidas eliminará los residuos que se resisten.

Si aún así quedan restos, puedes utilizar la técnica que te mostramos en el vídeo para limpiar las zonas difíciles. Se trata de un método muy sencillo que no requiere comprar productos caros, pero que ayudará a que las hojillas queden totalmente limpias y sin imperfecciones.

Por si fuera poco, te damos el truco definitivo no solo para limpiar las cuchillas, sino también para afilarlas. Eso sí, espera a que la cuchilla se seque por completo antes de afilarla. Para ello solo necesitaremos deslizar la cuchilla al contrario de como lo haríamos habitualmente sobre la superficie adecuada. El roce mejorará el filo de las cuchillas pero, si lo hacemos al revés, también podemos perjudicar el corte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Métodos para limpiar las gafas sin dañar los cristales

Estos trucos te ayudarán a tener el pelo siempre limpio