El microondas es ese electrodoméstico que sirve para calentar alimentos, principalmente. Situado en la mayoría de las cocinas, usarlo es una forma rápida de preparar tus platos en poco tiempo y sin manchar muchos utensilios. Puede que sepas muchos trucos acerca del microondas, pero quizás desconozcas cómo usar este electrodoméstico de forma saludable. Te lo contamos en el vídeo de la parte superior.

Para poder empezar a usar el microondas de forma saludable, lo primero es que esté en buen estado. Este electrodoméstico no suele ser muy caro y se le da bastante uso, por lo que es recomendable echarle un vistazo cada cierto tiempo y comprobar que todo está en orden. Que la puerta cierre bien o que el cable que lo conecta a la electricidad no esté dañado es algo esencial para garantizar el buen funcionamiento de este electrodoméstico.

El uso más común de un microondas es el de calentar alimentos o bebidas, como leche o un plato de sopa. También puede servirte para derretir el queso que has puesto encima de unos macarrones o descongelar algún plato que te apetezca comer y tengas en el congelador. De una forma simple y rápida, el microondas es capaz de sacarte de un apuro, sobre todo cuando tienes mucha prisa para comer.

Este pequeño electrodoméstico también es capaz de hacer que tus frutas tengan más jugo y permite, además, cocinar pequeños bizcochos en tazas. Ten en cuenta siempre que, si vas a cocinar con el microondas, has de asegurarte de si los recipientes que vas a utilizar se pueden meter dentro o no. Además de los recipientes, también tendrás que tener cuidado con los alimentos que puedes calentar, ya que no todo vale.

Sea cual sea el uso que le das a tu microondas, no te olvides de utilizarlo de una forma segura y saludable. No te pierdas algunos consejos en el tutorial en vídeo de la parte superior.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El truco para saber si un recipiente es apto para el microondas

5 comidas que no deberías recalentar en el microondas