Novalife » Útil para ti

ECONOMÍA DOMÉSTICA

Cómo no pasarse de presupuesto en estas Navidades

En estos días tenemos gastos extras, vamos a contarte qué puedes hacer para que no suban mucho y te acaben descabalando el presupuesto familiar.

Publicidad

Compras extra de comida de alimentos que habitualmente, no consumes; regalos y más regalos, algún que otro capricho… Son días de celebraciones, aunque vayan a ser diferentes este año, y también de más gastos. Pero no quieres pasarte ni que se desequilibre el presupuesto, ¿cómo hacerlo?

Si sigues estos consejos evitarás que los gastos se disparen:

- Un presupuesto, importantísimo, así como planificar los gastos. Decide la cantidad que puedes y deseas gastar, poniendo todo aquello a lo que vas a destinar el dinero: regalos, comidas, etc. Asigna a cada partida un presupuesto y compra sin salirte de él. Si planificas las compras con tiempo, evitarás las subidas de precio de las últimas semanas. Internet acude en tu ayuda: busca lo que te interesa en la Red y compara las ofertas.

- A la hora de pagar, evita utilizar la tarjeta de crédito para aplazar las compras porque luego llegará el susto. Mejor con la de débito y si no queda otra, con efectivo, aunque es mejor evitar este tipo de pago por cuestiones de Covid-19.

- El amigo invisible puede ser una bonita forma de regalar sin que se escape el presupuesto: todo será una sorpresa y como la cantidad está fijada de antemano, evitarás sustos.

Echando cuentas | iStock

- Decoración navideña con costes mínimos: crea tus propios adornos que además, sean naturales y ecológicos. Olvídate de plásticos y espumillones y utiliza lo que puedes encontrar en el campo: piñas, piedras, ramas, musgo… La canela en rama atada con cuerdecitas queda preciosa en las mesas. Recicla cajas de madera, tira de manualidades con tus hijos, etc.. Para el árbol, mejor luces Led, que consumen mucho menos.

- Cenas de traje: si vas a comer o a cenar con alguien (recuerda el número máximo que permita tu Comunidad Autónoma), tira de cenas de traje. Que todo el mundo traiga algo y que tú también lo lleves. No te olvides cocinar con la mascarilla puesta.

- Optimiza el uso de la nevera y no metas comida caliente: la factura de energía también lo notará.

- Recicla las sobras: en estas fechas se produce un gran desperdicio de comida (se produce todo el año de forma general pero más acusado en la época navideña). Aunque te parezca un tostón, procura guardar todos los restos nada más terminar la comida o la cena. Congela lo que puedas y si no puede ir al congelador, aprovecha al día siguiente para elaborar otro tipo de propuesta: caldos, croquetas, ropa vieja…

- Un tip en cuanto a la decoración: los adornos de cristal, de espejo, con destellos dorados o plateados reflejan la luz y parecerá una tontería, pero al generar más luminosidad, se gasta menos en iluminación.

Publicidad