Es muy común

Es muy común

Intolerancia a la lactosa, ¿se puede corregir?

Al igual que con el gluten, cada vez más personas presentan una intolerancia a la lactosa. Te contamos cómo reconocerla y sobre todo, si puede o no corregirse.

Vientre hinchado
Vientre hinchado | iStock
Lucía Martín
  Madrid | 17/06/2019

Empecemos aclarando conceptos: la intolerancia a la lactosa suele diagnosticarse tras consultar los pacientes de manera repetida por síntomas de diarrea, distensión abdominal, malestar, sobre todo después de haber comido algún derivado lácteo, no sólo la leche. La lactosa es un azúcar natural presente en la leche y que el organismo precisa transformar para poder ser absorbido a nivel intestinal.

Cuando la sustancia que se precisa para ello, la enzima lactasa, no está presente total o parcialmente, ese trabajo no puede realizarse y al quedar intacta la lactosa en el interior de la luz intestinal genera unos cambios metabólicos que conllevan arrastre de agua y sustancias dando el cuadro de diarrea y malestar abdominal.

¿Cómo se diagnostica? “Se suele diagnosticar a través del test de aire espirado, es un test no invasivo que permite analizar el aire espirado por el paciente tras haber administrado vía oral un azúcar a estudiar (glucosa, lactosa, etc... y determina la cantidad de hidrógeno formado por la flora intestinal”, explica la nutricionista Isabel Beltrán Margarit, miembro de Top Doctors.

Una vez que te la diagnostican, se trataría de limitar aquellos alimentos que contengan lactosa como la leche (sea de vaca, oveja, cabra…) y sus derivados (postres lácteos, yogures, natillas). “Hay que mirar TODAS las etiquetas de los productos para detectar fuentes ocultas de lácteos como en bollería, sopas, cremas, helados, batidos.....etc....”, añade la doctora.

Alimentos sin lactosa | iStock

Y ahora vamos con la pregunta del millón, una vez detectada y modificada tu alimentación, ¿este proceso remite, es decir, se puede corregir y desaparecer la intolerancia a la lactosa? “Si es hereditaria no se puede corregir, pero si se ha originado por algún cuadro clínico pasajero como tras la toma de antibióticos, diarreas infecciosas, irritación intestinal , etc ...habría que hacer un tratamiento inicial evitando su consumo, recuperar la flora intestinal con probióticos adecuados y añadir de forma temporal enzimas digestivas como suplemento (lactasa) hasta normalizar la superficie intestinal”, comenta. Una vez que se ha hecho todo esto se podría empezar dando algún producto no muy rico en lactosa y poco a poco, valorando la evolución clínica, decidir cómo seguir en cada caso.

En todo caso, si te la han diagnosticado, los hábitos de nutrición más saludables consisten en “Básicamente, una dieta lo más saludable y equilibrada posible, así como mantener un hábito intestinal correcto y regular”, finaliza la experta.

Los mas vistos

Hogarmania

Pintar puertas de madera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.