Novalife » Salud

SALUD VAGINAL

¿Te has notado un bultito en la vulva? Esto es lo que está sucediendo

Las glándulas de bartolino a veces se inflaman y puede ser muy molesto e incluso doloroso. ¿Alguna vez has notado estos bultitos en los labios vaginales?

Publicidad

Las glándulas de Bartolino tienen una función muy importante: la lubricación. Pero hay veces que se inflaman y pueden llegar a ser muy molestas e incluso dolorosas. A esta inflamación la conocemos como bartolinitis. Las glándulas las encontramos en los labios internos vaginales, cerca de la entrada de la vagina, están conectados con el vestíbulo vaginal y segregan 1 ml de lubricante al final de la respuesta sexual.

¿Te has notado un bultito en la vulva?

Es lo primero que notamos todas. Como un pequeño bulto que se asoma por los labios vaginales y que nos molesta al ir al baño y al tener relaciones eróticas. ¿Por qué sucede la bartolinitis? Porque ha habido una infección por bacterias. Cuando notamos que no todo está como habitualmente, debemos ir al médico ya que es necesario descartar infecciones como las de transmisión sexual, se debe hacer un estudio de cérvix y vagina del virus del papiloma humano y un exudado vaginal de virus y bacterias. Así nos lo recomienda Silvia Romero Carrillo, médica y sexóloga,“Si notamos un bultito en los labios vaginales debemos acudir al médico para hacer un diagnóstico y tratamiento”.

Realmente ese bultito que nos notamos es la obstrucción de la glándula por, como hemos dicho, alguna infección que ha hecho que se inflame y obstruya. Los quistes pueden ser de diverso tamaño y pueden convertirse en absceso si el quiste se infecta. En éste último caso se necesitará de una intervención quirúrgica para eliminarlo.

Pero no siempre es tan malo como parece. En muchos casos simplemente la glándula se inflama y crece de tamaño, es lo que se denomina quiste y es muy sencillo de tratar. Ocurre a causa de la acumulación de secreciones y no debe ser doloroso. Cuando hablamos de bartolinitis es cuando ese quiste va acompañado de signos inflamatorios alrededor de la glándula, así como fiebre local y molestias.

En palabras de la doctora: “Podría tratarse de una acumulación de secreciones no infectadas obstruyendo el conducto y formando un quiste. En este caso no habría inflamación ni dolor.

Cuando hablamos de Bartolinitis hay síntomas de inflamación, dolor local e incluso fiebre. En algunas ocasiones este absceso de Bartolino podría fistulizar mediante una apertura espontánea, cerrarse en falso y albergar en su interior contenido inflamatorio, con el consiguiente empeoramiento pues la infección continúa su curso”.

Cómo saber si tengo bartolinitis

La verdad es que es muy sencillo porque te va a molestar. Y no es una molestia ligera o al tocarlo, sino que notarás calor en la zona, la fiebre local, dolor y el propio abultamiento del quiste que presentará una inflamación notable.

Mírate con un espejo para ver en qué parte está exactamente. Cómo lo ves y qué aspecto tiene. Identifica los tres síntomas que te dicen si es bartolinitis: el calor localizado, la inflamación y alta sensibilidad.

Problemas vaginales | iStock

¿Qué hago si tengo un bulto en la vulva?

Lo primero es identificar si es bartolinitis o un quiste. En ambos casos debes ir al médico para que lo revise y haga el diagnóstico. Si la infección no es muy grave en unas semanas todo estará como antes. Es importante acudir al médico porque dejarlo puede ocasionar una infección mayor y que el paso por una operación sea inevitable. Como nos cuenta Romero “Según la AEGO (Asociación Española de Ginecología y Obstetricia) el tratamiento definitivo y más eficaz en un abceso de Bartolino, es la extirpación de la glándula y el conducto de la misma evitando en el futuro una recidiva del proceso”.

¿Cómo evitar la bartolinitis?

Una buena salud sexual es imprescindible. No tener prácticas de riesgo, utilizar protección frente a posibles infecciones de transmisión sexual y mantener una higiene adecuada. También es recomendable evitar tejidos sintéticos, ropa muy ajustada, jabones y productos perfumados así como hacernos un chequeo anual ginecológico.

¿Se puede practicar sexo con bartolinitis?

La práctica sexual suele quedar desaconsejada durante el tiempo de inflamación de las glándulas por el dolor que genera. Eso sí, dependiendo qué entendamos por sexo. Si hablamos de penetración será doloroso y nada satisfactorio. Sin embargo, podemos usar la imaginación y realizar muchas más prácticas que no sean genitocéntricas.

La bartolinitis puede afectar a nuestra vida sexual desde que “Notamos un bultito en los genitales” por la “angustia y desconcierto hasta el momento del diagnóstico. Este hallazgo puede generar inseguridad en la persona que lo padece y en su pareja y afectar a las relaciones eróticas tanto por dudas sobre una posible malignidad y contagio a la pareja, como por el dolor al roce, así como por la disminución de la autoestima de la persona por el aspecto inflamado que presenta la vulva” aclara Romero. Además, “Cuando se da un caso de Bartolinitis debemos pensar que ha podido haber una infección previa por bacterias aerobias y/o anaerobias entre las que podemos encontrar Neisseria gonorrhoeae, Chlamydia trachomatis y Gardnerella, causantes de infecciones de transmisión genital. Esto hace necesario el uso de métodos barrera como el preservativo o el campo de látex y un estudio de cervix-vagina para descartar la presencia del Virus del Papiloma Humano así como un exudado vaginal de virus y bacterias dentro de un estudio completo de ITS” recuerda Romero.

Si estamos en tratamiento, tener relaciones puede hacer que éste sea más largo porque estamos irritando la zona. Por ello, es aconsejable no tener penetración vaginal. Además, es imprescindible seguir los consejos de la especialista y asegurarnos que antes de volver a tener relaciones con penetración las glándulas estén bien. Como ella misma dice, “Este puede ser un buen momento para desgenitalizar las relaciones eróticas y redescubrir las sensaciones del resto del cuerpo, que es un mapa sensorial plagado de terminaciones nerviosas que generan bienestar al ser estimuladas mediante los cinco sentidos. No es necesario que haya penetración para que la relación sea

Publicidad