Novalife » Salud

Medicina en confinamiento

Escozor genital: ¿puedo tratarlo con un médico online?

Las consultas online están disponibles para consultas leves, lo que también incluye este tipo de patologías ginecológicas, incluso por videoconferencia.

Picor genital

iStock Picor genital

Publicidad

En plena crisis sanitaria, con la saturación de los hospitales, el cierre de centros de salud y los médicos volcados en atender a los pacientes afectados por el coronavirus, tener un problema de salud menor se convierte en todo un dolor de cabeza, por no saber cuál es la mejor forma de proceder. Si bien la primera opción debería ser llamar a nuestro centro de salud y esperar instrucciones, cada vez hay más alternativas como la de recurrir a la telemedicina.

Pero, ¿se puede recurrir a un médico online para cualquier cuestión? ¿Incluso para una cuestión ginecológica menor, como un escozor genital? La respuesta es que sí.

Tal y como informa Diego Rafael, médico y CEO & Founder de OmniDoctor, “Nuestro servicio de médicos online está destinado a cubrir solo patologías leves”, lo que incluiría precisamente este tipo de cuestiones, ya que “Los casos urgentes deben dirigirse a los centros asistenciales”.

Así, “Debido a que los centros asistenciales tienen una demanda altísima y no se están atendiendo patologías leves, nuestros profesionales también están intentando ser flexibles y resolver la mayor cantidad de consultas leves/moderadas sin la necesidad de que el paciente salga de su casa”. Además, se trata de un servicio disponible los 7 días de la semana.

Telemedicina | iStock

En este sentido, parece que las cuestiones ginecológicas también entran en el perfil de estas consultas. “A través de nuestra videoconsulta hemos atendido a varias pacientes de ginecología y sus casos han sido resueltos con éxito”, aclara el experto.

Pero, ¿cómo funciona este tipo de servicios? La gran mayoría de los médicos de este tipo de plataformas están especializados en Medicina de Familia, pero han recibido una formación previa sobre telemedicina, para poder realizar un abordaje de los pacientes a través de las nuevas tecnologías.

Gran parte de la consulta se basa en hacer un interrogatorio exhaustivo y, en los casos en los que se necesite, se añade una exploración física que el paciente se realiza a sí mismo, pero dirigido por los propios profesionales para poder apuntar las cuestiones. De esta forma, se consigue elaborar un diagnóstico en el 90% de los casos.

Respecto al tratamiento, también existe la posibilidad de realizar una receta digital que se tramita de forma inmediata. Asimismo, la información queda almacenada en una historia clínica que posteriormente puede ser exportada para llevarla a nuestro ginecólogo habitual.

Además de este tipo de plataformas, también es posible encontrar muchos especialistas en Ginecología que ya han adaptado su práctica diaria a la posibilidad de realizar videoconsultas, que pueden resultar especialmente útiles en estas semanas de confinamiento, para acudir a nuestro especialista habitual, pero sin salir de casa. Asimismo, muchos expertos también pueden realizar un primer cribado de pacientes a través de mensajes privados.

Por otra parte, si tenemos dudas a la hora de explicar los síntomas, antes de navegar sin rumbo por Internet, lo recomendable es visitar páginas web de confianza, como el Área de la Mujer de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, en la que podremos encontrar explicados todos los problemas ginecológicos más comunes, a modo de guía, incluyendo la definición, los síntomas, el tratamiento más común y consejos de salud y prevención al respecto.

Por último, no hay que olvidar que las farmacias siguen abiertas, y que siguen siendo un punto de atención sanitaria para patologías leves, también en el caso de afecciones ginecológicas, sobre las que pueden resolver muchas de nuestras dudas.

Publicidad