Novalife » Recetas

Esa foto está borrosa, demonios

¿Quieres petarlo con tus fotos de comida en Instagram? Atiende a estos consejos QUE NUNCA SIGUES

Aunque lo de las fotos en Instagram no sea lo tuyo, tranquilo. Si sigues estas 11 recomendaciones, lo petarás.

Atento, que lo vas a petar con estos consejos.

Pxhere Atento, que lo vas a petar con estos consejos.

Publicidad

¿No entiendes por qué tus fotos de hamburguesas no cosechan likes en Instagram? ¿Ni por qué aquel bizcocho pasó desapercibido, sin pena ni gloria? Bueno, puede ser porque has cometido algún error de principiante al tomar la imagen y subirla. No te preocupes: en Cocinatis andamos preocupados por tu cosecha de likes, así que aquí van unos consejillos para que arrases. Pero no vamos a ser nosotros los que te los demos, sino los chicos de Sagasta 28 Bistró. En este restaurante de Madrid invitan a un cóctel en el IG Bar a los que suban una foto a las redes sociales enlazando los distintos perfiles que tienen en redes. Para ponerlo más fácil, tienen cargadores y wifi a disposición de sus clientes. Aquí van sus recomendaciones.

Ahora sí que lo vas a petar en Instagram. | Pixabay

Corta un trocito. A veces, el interior de los alimentos esconde su mejor imagen. Piensa, por ejemplo, en una croqueta. Vale, lo de ver el rebozado está guay, pero, ¿qué tal si comprobamos bechamel, tropezones y demás?

El picado siempre funciona. La foto, desde arriba. Otra opción es ponerse de pie sobre una silla y fotografiar completamente la mesa si ves que no te da el tiro. Es ideal para platos complejos en los que hay muchos elementos.

Busca la luz natural siempre que sea posible. Arrímate a la ventana, es la mejor iluminación posible. ¿Y para lograr una buena foto de noche? A menos que el restaurante esté muy bien iluminado, es mejor evitar estas fotos: el flash quemará la foto.

La luz es clave en una buena foto. | Maxpixel

Cuida la composición. Es el elemento más importante a la hora de fotografiar comida. Por supuesto, prohibido que aparezcan manteles o platos sucios, manchas de vino, botellas vacías o ceniceros. Un simple trozo de corteza de pan te puede arruinar la foto.

Evita el ruido visual. Las fotos de Instagram son pequeñas, así que cuidado con incluir demasiados estímulos, con pocos elementos tendremos la cantidad justa de textura para la foto y mantendremos el foco en la comida. Ya sabemos que estabas empeñado en incluir la copa de vino, un candelabro y una servilleta con un unicornio pero cuidado, menos es más.

Utiliza el enfoque con sabiduría. Te servirá para resaltar un determinado ingrediente o llamar la atención sobre la parte más apetecible de la foto. Vale la pena perder unos segundos para enfocar bien la imagen y comprobar que se ve nítida antes de disparar. Una foto borrosa da la impresión de que no te lo has currado ni un poquito.

Juega con distintos ángulos. Se puede hacer un zoom si la comida tiene muchas texturas. Pero si eres creativo/a puedes probar desde distintos ángulos para mostrar la perspectiva más original. A lo mejor con mostrar una parte del bocata o de la tarta tienes suficiente.

Haz las fotos desde la cámara, no desde Instagram. Las imágenes tomadas con la cámara del móvil tienen mucha mejor resolución que si sacamos desde la aplicación. Recuerda esto antes de lanzarte.

Siempre mejor la cámara del móvil que la de la app. | Pexels

Los filtros, con moderación. Aunque estemos instagrameando, es mejor no usar filtros si la foto ha salido genial. Si vamos a usarlos, mejor X-Pro II, Lo-fi o Hefe. Otra opción es editar con aplicaciones como VSCO o Snapseed para conseguir resultados megapro.

Utiliza los hashtags. En Instagram se recomienda emplearlos SIEMPRE porque son la manera de que los usuarios encuentren nuestras imágenes. Se pueden utilizar hasta 30 y si nos pasamos, la foto se publicará pero se eliminarán todos los hashtags que sobren, así que no dejes los importantes para el final.

Si la lista de ingredientes es lo suficientemente corta, incluyámosla en el título. Y al revés, si es un plato con una descripció que ocupa un párrafo, trata de darle la vuelta al texto apostando por la creatividad.

Publicidad