Novalife » Recetas

A BASE DE CHAMPIÑONES

'M-Plan': la dieta milagro para perder abdomen, muslos y glúteos

La última dieta milagro se llama "M-Plan" y consiste en sustituir la comida principal del día por un plato de champiñones durante 14 días. Eso permite bajar peso y, también, perder volumén en zonas conflictivas en cuanto a la acumulación de grasas. Wow!

Champiñones.

Joana Kosinska Champiñones.

Publicidad

El mundo de las dietas no parece tener fin y ya hay un nuevo plan milagro en el que centrarnos para perder estos kilitos que nos sobran.

¿Habéis oído hablar del “M-Plan”? Lo puso de moda la cantante Katy Perry y desde entonces todo un ejército de famosas -entre ellas Jennifer López, Lady Gaga,..._ se han rendido a este régimen que debe entenderse como “Mushroom-Plan” o, en nuestro idioma, la dieta de los hongos. Porque, básicamente, consiste en sustituir la comida principal del día por un plato de champiñones (y si son crudos, aún mejor) durante 14 días. Y en este plan caben multitudes de recetas que declinan este alimento en diferentes preparaciones: sopa o caldo de champiñones, purée de hongos, setas al horno o a la plancha, ensalada con champiñones crudos, carpaccio, revoltillo... Solo hay que demostrar un poco de creatividad para lograr platos variados y deliciosos.

El secreto de esta dieta radica en que los hongos son un alimento sin colesterol y bajo en calorías (unas 25 kcal por 100 g). Asimismo, tienen un alto contenido en agua (92%), fósforo, selenio y vitaminas del grupo B y ergosterol (precursor de la vitamina D). También es un alimento ideal para los diabéticos, ya que su índice glucémico es casi nulo. Por otra parte, los champiñones son muy ricos en proteínas, lo que los convierte en un sustituto ideal de la carne para quienes siguen una dieta vegetariana.

M-Plan. | Cocinatis

Pero, además de esta riqueza nutricional, la M-Plan triunfa porque no solo supone experimentar una interesante pérdida de peso sino que, a diferencia de otras dietas, favorece la eliminación de la grasa en zonas específicas del cuerpo, tales como abdomen, glúteos, muslos y parte superior de los brazos, lo que permitiría mantener la grasa en otras partes deseadas como el busto. En definitiva, acabaría con estas zonas del cuerpo, que, casualmente, son las más conflictivas en cuanto a acumulación de grasas.

Sin embargo, aunque la revista científica ‘The Faseb Journal’ publicó una investigación que demostró que sustituir la carne por champiñones actúa positivamente sobre el peso, varios especialistas en nutrición se muestran escépticos sobre el hecho de que este alimento permita perder volumen de forma tan selectiva, pues no existe ningún estudio que lo avale. Y, como siempre, a modo de dieta se decantan por tener en cuenta la genética y las condiciones de cada persona, y, siempre, siempre, seguir una alimentación equilibrada y hacer ejercicio.

Publicidad