¿En qué consiste?

Los cubitos aromáticos aportan un toque estético sorprendente a tus copas y te harán quedar como un anfitrión de lujo en la barbacoa anual que organizas con tus colegas. Pero eso no es todo, también brindan un saborcito extra que marcará la diferencia entre un cóctel o refresco sin.

¿Cómo proceder?

Igualito que con los cubitos de hielo tradicionales. Se coge una cubitera para congelador, se disponen dentro los ingredientes (enteros o cortados a trocitos) que queremos que decoren y den sabor a nuestro hielo y rellenamos con agua. Dejamos reposar en el congelador unas 4 horas. Un consejo bastante útil es servirlos en copas transparentes para que tus invitados puedan admirar estas cucadas. No sea que pasen desapercibidas…

¿Qué necesitamos?

Una cubitera y poca cosa más. Si quieres multiplicar la extravagancia siempre puedes decantarte por moldes de silicona con formas más extravagantes como estrellas, diamantes, esferas… que se alejan del cuadradito tradicional.

¿Qué ingredientes?

Se puede recurrir a muchos ingredientes para componer tus cubitos aromáticos. Y no hay una receta concreta, sino que debes dar rienda suelta a tu imaginación. Aquí unas ideas:

Hierbas naturales

Lavanda, tomillo, romero, menta, albahaca, salvia ... Todas las hierbas sirven y serán particularmente afortunadas para aromatizar tus cócteles (sobre todo los con ginebra) o un simple vaso de agua con gas para aportarle un toque de sabor sin nada de calorías (a tener en cuenta que las hierbas deshidratadas tienen un sabor más potente que las frescas.

Frutas

La fruta es el ingrediente más común y se pueden emplear enteras (si el tamaño lo permite) o troceadas. Así, se pueden emplear desde bayas a frambuesa, arándano, grosella, uva, cereza, limón, fresa, piña, kiwi, pomelo, granada…

Flores

Si bien las flores traerán poco o ningún sabor a la copa, son las reinas de la estética. Cuidadito a la hora de seleccionar cuáles decorarán el hielo, aseguraos de que sean comestibles como es el caso del geranio, de la acacia o de la violeta.

Vegetales

Para los más atrevidos, se puede recurrir también a vegetales. Por ejemplo, trocitos de pepino para decorar un cóctel de ginebra, o apio para acompañar una copa de Bloody Mary.

Jarabes

Mucho más común y tradicional es usar jarabes de sabor y con color para tunear tus cubitos. Para ello, hay muchas opciones como la granadina, la menta o el limón, que te permitirán aromatizar un vaso de agua. También puedes hacer un mix con agua, jarabe y piezas de frutas o hierbas, para obtener un buen combo helado.