Novalife » Recetas

Llega la final de Champions

Comida española vs. comida italiana: ¿Cuál es mejor?

Cardiff acoge el partido Real Madrid - Juventus y aprovechando la ocasión nos preguntamos: ¿cuál de las comidas de los dos países es mejor? Aquí va nuestro veredicto, pero contadnos que pensáis vosotros.

¿Pizza o tortilla? ¿Qué preferís?

Wikipedia ¿Pizza o tortilla? ¿Qué preferís?

Publicidad

Madonna saliendo en un vídeo musical con una camiseta con el lema 'Italians do it better', la moda italiana como el no va más, los vinos y aceites transalpinos vendidos como los mejores del mundo... Los azzurri llevan años vendiéndonos la moto de que son los p**** amos en todo. Pero, ¿es cierto esto? Analizamos la comida nacional de uno u otro país, aprovechando la final de Champions entre el Madrid y la Juve. Este es nuestro veredicto.

Lentejas con Verduras | Receta Sana Fácil Rápida y Deliciosa! | Cocina para todos

Pasta vs. Legumbres. Puede que esta analogía suene rara pero los italianos comen muy a menudo pasta como primer plato o plato único y nosotros, por contra, tenemos las legumbres. Comparar espaguetis boloñesa con lentejas con chorizo resulta difícil, pero de lo que estamos hablando es de comidas del día a día: de la base de la alimentación en cada país. Aquí, si nos atenemos al paladar, pocos escogerían el potaje de garbanzos ante que unos macarrones con carbonara y hemos de ser honesto. 1-0 para ellos, sobre todo por el sabor, porque en cuanto a equilibrio nutricional...

Pizza vs. Empanada. Aquí sí que podemos ver similitudes claras. Ambas comidas consisten en una masa de pan con cosas. Es cierto que la empanada gallega nos priva y que matamos por un buen trozo con bonito o carne picada, pero a la pizza, seamos realistas, no hay quien la tosa. Su popularidad internacional solo se explica porque es más grande que la vida, a no ser que lleve anchoas y alcaparras, en nuestra humilde opinión. 2-0 para Italia.

Quesos españoles vs. quesos italianos. Parmesano y Mozzarella contra Cabrales y Manchego. Y eso por poner solo dos de los ejemplos más conocidos en cada bando. La variedad de quesos en uno y otro país es abrumadora y cuenta con maravillas como el Asiago por el lado italiano o el Gamoneu por la parte hispana. Un punto para cada uno y seguimos. Vamos 3-1.

Imagen no disponible | Montaje

Arancini vs. Croquetas. Aquí es cuando nos venimos arriba. El arancini es una bola de arroz y ragú de ternera, queso o guisantes, rebozada y frita. La croqueta lleva bechamel, ingredientes variados y también va rebozada y frita. Hemos probado ambos y tenemos que decir que lo del arroz no nos acaba de convencer. La croqueta se impone claramente. 3-2 y los italianos siguen en cabeza.

Lasaña vs. Tortilla de patata. Otros dos platos que hemos enfrentado sin que se parezcan absolutamente en nada, pero es que teníamos que sacar en algún momento la tortilla de patata y este nos ha parecido el mejor momento. Seamos realistas: la tortilla de patata es imbatible y sería capaz de ganar al sushi, al kebab o a cualquier plato del mundo que se le pusiera por delante. O si no, recordad cuando llegáis a casa por la noche después de haber bebido un poqui y os topáis una hecha en la cocina... 3-3. Empate y la cosa sigue está que arde.

Risotto vs. Paella. Voy con anécdota al canto: una vez, de vacaciones en Alghero, en Cerdeña, una panadera me increpó diciéndome que el risotto era una maravilla y que una paella no, que ella se había comido una en un bar en las Ramblas y que puaj. Pos vale. Aquí no vamos a discutir, porque claramente la cultura del arroz en España no es que sea superior a la italiana, es que es la mejor del mundo. Culminamos la remontada con el 4-3.

Tiramisú | Gioia

Tiramisú vs. Arroz con leche. Muy a nuestro pesar, hay que reconocer que el tiramisú tira mucho. Es cierto que el arroz con leche, bien hecho, es una maravilla, pero la mística que desprende un tiramisú con sus proporciones adecuadas de queso mascarpone, cacao en polvo, bizcochitos... no se puede igualar. Y, además, conocemos mucha más gente que ama el tiramisú que el arroz con leche. Muy a nuestro pesar, tenemos que darle este punto a los amigos italianos. 4-4 y vamos al momento decisivo.

Prosciutto vs. Jamón ibérico. Hemos guardado lo mejor para el final: el jamón de parma contra nuestro ibérico. Lo hemos hecho a posta, claro, porque sabemos que, en este aspecto, no hay color. Esto sería el equivalente a meter un gol de chilena, en el último minuto y frente al defensa que te ha estado dando por saco todo el partido. Sí, 5-4 y la afición lo celebra... con un bocata de jamón.

Publicidad