Cada vez tienen caries más pequeños

Cada vez tienen caries más pequeños

¿Cuánto azúcar está tomando tu hijo en zumos y batidos?

Muchas veces, cuando venís a la consulta con vuestros niños, con problemas tan frecuentes como el exceso de peso o caries, os preguntamos por el tema del azúcar. La mayoría de familias suelen contestar que el niño no toma “chuches” habitualmente. Pero el problema, la mayoría de veces, no son tanto las “chuches”, sino productos procesados que ofrecemos a nuestros hijos en los que hay mucho azúcar que desconoces que está ahí.

 Niña tomando zumo
Niña tomando zumo | iStock

Pediatra2punto0 (@Pediatra2punto0) | Madrid | 13/10/2018

¿Cuánto azúcar es recomendable que tome un niño al día? Obviamente, cuanto menos, mejor. Pero, ¿cuánto es eso? La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo hace un tiempo unas recomendaciones al respecto. En su documento establece que, lo ideal, es que el contenido de azúcar añadido no superase un 10% del total de la ingesta del día. Y si ese porcentaje lo pudiésemos bajar hasta el 5% supondría beneficios adicionales para la salud. Si eso lo trasladamos a niños pequeños, ¿cuánto supone? 25-30 gramos si tomamos el 10% o 12-15 gramos si ajustamos al 5%.

Muchas familias tenéis claro que cuando vuestro hijo toma galletas o bollería está tomando azúcar. Pero, ¿qué pasa con las bebidas azucaradas?

¿Cuántos niños no toman para el almuerzo o la merienda un bocata con zumo o con un batido? Incluso el desayuno puede ser leche con cacao, zumo y alguna galleta. ¿Es saludable? Por supuesto que no, y vamos a ver por qué.

Desgranemos primero el tema de los zumos. Hay mucha variedad:

1. Zumo 100% exprimido. Se obtiene directamente de la fruta. De los industriales, sería el más parecido a un zumo de fruta natural. No tiene azúcar añadido, pero la OMS dice que en ese 5% o 10% tenemos que contar el azúcar añadido, el presente naturalmente en la miel, zumos de frutas y jarabes. Así que su azúcar no es añadido, pero tenemos que contar con él en los cálculos. Por mucho que el zumo se obtenga directamente de la fruta o lo exprimas tú directamente de la naranja, no equivale a una pieza de fruta. Aquí te lo explica mejor el nutricionista Juan Revenga.

Bebé tomando zumo | iStock

2. Zumo a base de concentrado. Se concentra el zumo y luego se le añade agua y aromas para volver a su consistencia inicial.

3. Néctar. Un 50% suele ser concentrado de zumo y el otro agua y azúcares añadidos o edulcorantes.

4. Bebida de fruta y leche. Aquí la cantidad de azúcares añadidos ya se dispara.

Unos zumos son “menos malos” que otros. Pero, en el fondo, ninguno son alimentos recomendables. ¿Miramos etiquetas? Pues yo he encontrado cantidades de azúcar de entre 7.5 y 11.5 g. por cada 100 ml de zumo. Si piensas que los tetrabricks pequeñitos llevan 200 ml, multiplica por dos. Sólo con un zumo al día ya llegamos al tope que nos recomiendan en nuestros hijos.

¿Y los batidos? ¿Son igual de poco recomendables? Pues tres cuartos de lo mismo. Los batidos llevan azúcar añadido también entre sus ingredientes. Azúcar como tal en los primeros ingredientes de la etiqueta nutricional o camuflado con otros nombres equivalentes para dificultárnoslo un poco más. ¿Cuánto azúcar llevan? Pues en torno a 12 g por cada 100 ml. Volvemos a lo mismo: si los bricks son de 200, 250 o hasta 330 ml, saca la calculadora. Como un día tu hijo tome un zumo para desayunar y un batido para merendar, ni te cuento cuánto azúcar ha tomado.

¿Esto quiere decir que estén prohibidos? No, obviamente no hay alimentos prohibidos, pero sí poco saludables y nada recomendables. Si un día puntual tu niño toma uno no pasa nada. El problema que tenemos es que hay niños que los toman a diario. Como te he dicho al inicio, no es sólo un problema de cara al peso. Es un problema porque estamos viendo mucha caries en dientes de niños muy pequeños. ¿Por qué? Por una dieta poco saludable, llena de alimentos procesados y azucarados.

¿Qué puedes hacer? Ofrecer a tu hijo una alimentación saludable, llena de productos frescos y poco procesados. Así seguro que no fallas. ¿Y si quiere llevar algo de beber para el almuerzo o la merienda? Pues agua. Te recuerdo que en este artículo tienes buenas ideas para almuerzos saludables que mejorarán mucho los hábitos de los más pequeños de la casa.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.