Mejor, apaguemos las pantallas en ese momento

Mejor, apaguemos las pantallas en ese momento

¿Es bueno que tu hijo coma viendo la tele? (o con una pantalla delante)

Los pediatras vemos cada vez en nuestras consultas más niños con problemas de peso, sobrepeso y obesidad. Estos problemas no tienen una única causa, pero sí varias que se suman. ¿Crees que comer delante de la tele o de una tableta influye en algo? Igual es una conducta que, si tenéis en casa, deberíais cambiar. Toma nota. Mira los datos que te traigo, probablemente te hagan reflexionar.

Familia comiendo delante de televisor
Familia comiendo delante de televisor | iStock

Pediatra2punto0 (@Pediatra2punto0) | Madrid | 08/08/2018

Cuando nos sentamos a comer juntos con nuestros hijos no es sólo el acto de comer. Es un rato de relación entre todos, niños con niños, mayores con mayores y niños con mayores. Es un rato en el que compartir experiencias, conversaciones y aprender a comportarse a la mesa. Esto es así tanto en nuestra casa, como cuando salimos a comer o cenar a un restaurante con nuestros hijos. Sí, en esos momentos también. ¿Cuántos padres ves comiendo con los niños hipnotizados con sus móviles o tablets, como si no existiesen? Los padres estarán “tranquilos” pero, ¿eso es educativo?

Mira esta noticia de hace unos meses: aproximadamente 7 de cada 10 niños españoles comen viendo la tele o manipulan un dispositivo electrónico mientras comen. Las cifras son tremendas. ¿Hay motivos para no usar pantallas mientras comemos?

El primero ya te lo he comentado: el acto de comer en familia es un momento educativo, en el que nuestros hijos pueden aprender a relacionarse en la mesa con los demás. Hay estudios que relacionan el que la tele esté puesta en las comidas familiares con un peor ambiente emocional. Pero, ¿y cuando salimos a comer con los niños a un restaurante? Es normal que se puedan intentar portar regular o mal. Los niños son niños y se pueden aburrir. Debes enseñarles cómo comportarse, con el ejemplo todo se aprende genial. Comer sin pantallas es un hábito saludable. Así que aparca el móvil y la tablet, apaga la tele y refuerza lazos familiares.

Nene con tablet | iStock

Volvamos al tema de la obesidad, la epidemia del siglo XXI. Según palabras del conocido nutricionista Julio Basulto: "Cuanto más tele vemos, más engordamos". Sí, sí, aunque no lo creas es cierto. Hay estudios que confirman que el comer frente a tele o dispositivos electrónicos se relaciona con mayor tasa de obesidad. Por ejemplo, aquí tienes un estudio con casi 8000 niños de 8 países europeos (incluido el nuestro) de 10-12 años. Los niños que nunca veían la televisión comiendo o cenando tenían menos probabilidad de tener exceso de peso que aquellos que sí que lo hacían. ¿Por qué? Porque al ver pantallas mientras comemos manipulamos la atención. Estamos como “atontados”, por lo que nuestra sensación de saciedad es menor y comemos más.

Es decir, tenemos a nuestro cerebro entretenido en otra cosa y se olvida de cuándo dejar de comer. Al tema de la menor saciedad súmale que hay estudios que relacionan ver la tele en comidas familiares con una menor calidad de la dieta entre los adolescentes. Junta menos saciedad y comida de peor calidad. Parece que la explicación al porqué estos niños tienen más exceso de peso está bastante clara.

Obviamente las pantallas no son malas, pero deben saber usarse en su justa medida. Todo tiene su momento a lo largo del día.

¿Qué te parece? ¿Apagamos todas las pantallas para la próxima comida? ¿Hablamos todos juntos de qué tal ha ido el día y fomentamos buenos hábitos en nuestros hijos? ¿Les involucramos en “conversaciones de mayores”? Es una buena inversión a largo plazo, te lo aseguro.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.