Novalife » Cuídate » Nutrición

INNOVA EN TUS ELABORACIONES

Platos originales para comer legumbres sin que las notes

Este grupo de alimentos resulta muy versátil y económico. Aunque no sea el preferido de muchos, existen muchas alternativas para comerlo de forma rápida y rica.

Publicidad

Las legumbres son uno de los principales ingredientes de una dieta saludable. Son un alimento muy completo y rico, pero, en algunas ocasiones, no es el preferido ni de niños ni de adultos. En este caso, y sabiendo lo importante que es para el correcto funcionamiento del organismo, debemos innovar para poder consumirlo sin problemas. Para ello, puede elaborar algunos platos que, además de estar muy buenos, son recetas fáciles y rápidas de preparar.

Las legumbres constituyen una gran fuente de proteínas y fibra, por lo que juegan un papel muy importante para la salud. Destacan por su aporte en hidratos de carbono de absorción lenta, vitamina B y de minerales como calcio, magnesio, potasio, fósforo o hierro. Por todo ello, consumir este tipo de alimento dos o tres veces por semana contribuirá al mantenimiento de una dieta equilibrada gracias a sus amplios beneficios.

Hummus

El protagonista de esta elaboración es el garbanzo. Aunque últimamente es un plato que está muy de moda, su origen está en Oriente Medio y se puede combinar con multitud de ingredientes. Además, ya no solo se realiza con garbanzos, sino que se utilizan otros tipos de alimentos para llevarlo a cabo, como las lentejas.

Este plato es ideal para combinarlo con verdura fresca, como la zanahoria o el apio, y su textura es perfecta para comerlo con totopos. Por ello es una manera estupenda de incluir garbanzos en la dieta sin que te des cuenta.

Bizcochos

Simplemente debemos sustituir la harina de trigo por garbanzos cocidos, judías o harina de garbanzo. No es un cambio muy llamativo, pero se incorporan todas las propiedades de las legumbres para poder consumirlas sin que se noten. Un truco que te ayudará en tu elaboración, si decides realizar un bizcocho dulce, es añadir chocolate fundido a la masa y batirlo correctamente. De esta manera, se disimula el sabor de las legumbres de esta receta tan nutritiva.

Además, este tipo de bizcochos son una buena alternativa para las personas celíacas, ya que no se utiliza harina común y, por lo tanto, no son postres que contengan gluten, por lo que resultan ideales para su salud.

Ensaladas

Las lentejas o garbanzos son buenos acompañantes para todo tipo de ensaladas, y estas son una buena opción para cualquier época del año. Este plato resulta muy útil para las personas a las que les cuesta comer legumbres, ya que puede ir acompañado de los alimentos que más le gusten.

Puedes tostar un poco los garbanzos o las lentejas antes de introducirlos en la ensalada, así conseguirás darle un toque crujiente. Además, tienes la posibilidad de añadir alguna salsa para que la legumbre absorba el sabor.

Hamburguesas

Aunque esta receta conlleve un poco más de elaboración, el resultado es un acierto seguro. Las legumbres son el ingrediente protagonista de estas hamburguesas, ya que le aportan la cremosidad necesaria en sustitución a la carne. Además, son muy usuales en el estilo de vida vegano.

Simplemente debes elaborar las hamburguesas desde cero y utilizar como base los garbanzos. Este ingrediente será la masa, a la que le puedes añadir verduras u otro tipo de alimentos.

Crepes saladas

Esta receta es similar a la del bizcocho. Simplemente debes cambiar la harina de trigo por alguna legumbre triturada o harina de garbanzo, y seguir la receta tradicional. Este pequeño cambio beneficiará a tu dieta y, gracias a los ingredientes que añades a la crepe, no notarás diferencia en la masa. Por ello, es una buena opción para consumir las dos o tres raciones a la semana.

Cremas

Utiliza este tipo de platos para incluir alimentos que no te gusten. De esta manera, disimularás el sabor pero estarás adquiriendo los nutrientes necesarios. Por ejemplo, en una crema de verduras puedes añadir una pequeña cantidad de legumbres. La receta continuará siendo la misma con una simple modificación.

Además, podrás prescindir del queso, ya que las propias legumbres aportan a la crema su punto de cremosidad característico. Este plato saciante, muy recomendable para tomar por la noche, disimulará los sabores no deseados.

Recuerda que es muy importante comer legumbres para llevar una dieta equilibrada. Aun así, si no es tu ingrediente favorito, prueba con alguno de estos platos para ingerir las dosis recomendadas a la semana. Seguro que alguna elaboración te sorprende.

Publicidad