Novalife » Cuídate » Nutrición

ADELGAZAR

¿Estás a dieta? Esta "verdura" es el mejor sustituto del azúcar (sí, hemos dicho verdura)

Famosa por sustituir al café durante la posguerra, esta verdura es hoy en día el endulzante más natural y saludable que se conoce.

Publicidad

Aunque se usara con ese fin durante la Guerra Civil, no es café ni se le parece. La achicoria es en realidad una verdura de la misma familia que la col o la lechuga. Una planta de hojas verdes, de aspecto similar al de la rúcula, alta en vitaminas, minerales y antioxidantes. Se trata pues de un alimento saludable y bajo en calorías, y es que sus hojas verdes están cargadas de vitaminas y nutrientes.

A pesar de que las hojas tienen un sabor amargo (de ahí que se usaran como sustituto del café en tiempos de escasez de alimentos), la fibra de su raíz puede ser usada como edulcorante, debido a su poder endulzante, totalmente natural y libre de azúcar. Además, aposta un altísimo contenido en inulina, un prebiótico que promueve la salud intestinal favoreciendo la microbiota del aparato digestivo.

La fibra de achicoria es, por lo tanto, un ingrediente muy interesante a nivel nutricional, ya que es capaz de reforzar el sistema inmunológico a través del intestino.

Adiós a los edulcorantes

La ciencia ha demostrado una y otra vez que el consumo desmedido que hacemos del azúcar añadido en alimentos industrializados tiene un impacto terrible en la salud. La primera alternativa, fruto de la gran investigación que se inició en los años 80, fueron los edulcorantes artificiales. Pero estos edulcorantes, aunque totalmente seguros para su consumo, también tienen un impacto en la nutrición y no son una alternativa tan saludable como creíamos.

La tendencia actual es buscar el dulzor en ingredientes totalmente naturales, como la fibra de achicoria. Es un vegetal saludable, lleno de vitaminas y minerales, y muy bajo en calorías, que no sólo funciona como endulzante totalmente natural, sino que además resulta ser muy saludable gracias a su efecto prebiótico.

Tomando café | iStock

“Los prebióticos refuerzan el sistema inmunitario y cuidan de nuestra flora intestinal. Los estudios demuestran que una buena salud intestinal es la auténtica clave para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, y con alimentos prebióticos estamos cuidando de ella”, añade Según Miguel Mensa, nutricionista y director de I+D de Body Genius.

Según este profesional, la achicoria tiene dos grandes beneficios frente a los edulcorantes artificiales. Por un lado, la fibra de achicoria es un endulzante natural que no altera nuestra percepción de los sabores de los alimentos. “Es ideal para personas que deseen dejar de lado el azúcar o los dulces industriales, ya que puede ayudarnos a reeducar el paladar con sabores naturalmente dulces que son igual (o más) agradables”, asegura.

Por otra parte, mientras los edulcorantes pueden alterar la microbiota intestinal e incluso producir efectos laxantes, la fibra de achicoria es un prebiótico natural que preserva y promueve la salud intestinal. “Puede ser de gran ayuda en dietas de pérdida de peso y para regular el azúcar en sangre”.

¿Cómo puedo introducir la achicoria en mi dieta?

Como edulcorante se vende en formato soluble y aporta un sabor muy rico a nuestras bebidas o incluso postres. Con las hojas podemos hacer ensaladas, infusiones y zumos, sobre todo si queremos dejar de tomar café. La achicoria de cultivo biológico es muy recomendable como bebida medicinal para purificar la sangre y contrarrestar los desequilibrios en el hígado y la vesícula biliar.

Pero también podemos disfrutarla en forma de chocolate ‘sugar free’. “Nosotros la hemos usado para crear chocolate sin azúcar. Una alternativa muy saludable a los chocolates con azúcar o los chocolates llenos de edulcorantes artificiales de los supermercados”, explica el responsable de Body Genius. “Este chocolate es rico en proteína. Sólo lleva ingredientes naturales como cacao, leche, frutos secos, fibra de achicoria y proteína de soja, y tiene el mismo sabor que el chocolate de toda la vida”. Un capricho nutritivo y saludable que, en palabras de Mensa, “es más alimento que golosina”.

Publicidad