Novalife » Cuídate » Nutrición

LA RECETA ITALIANA MÁS CONOCIDA

Cómo elaborar una pizza casera para que sea sana

Aunque la pizza sea un plato que se relaciona con la comida rápida, existen muchas alternativas para conseguir una elaboración saludable. En este vídeo encontrarás cómo preparar una buena pizza casera.

Publicidad

Aunque su receta se haya modificado en diferentes lugares del mundo, la pizza es una elaboración creada en Italia, concretamente en la ciudad de Nápoles. La pizza siempre se encadena con la idea de no tener suficiente tiempo para cocinar, pero puede ser una opción sana si escogemos los productos de calidad adecuados. En el vídeo encontrarás cómo elaborar un plato saludable.

Su receta es sencilla, pero, en más de una ocasión, no se obtiene el resultado buscado porque se elabora con rapidez. Por ello se deben respetar los tiempos de cada paso para conseguir una pizza deliciosa.

En el caso de la masa, si no se invierte el tiempo necesario en prepararla, no obtendremos un resultado digno de una buena pizza. Cuando se moldea la masa, debemos dejarla reposar en un recipiente con un trapo por encima, puesto que se trata de un lugar cálido y húmedo. Aun así, solo debemos colocarla en el bol cuando, al amasarla, se despegue completamente de los dedos, ya que es el único indicativo de que la masa está bien homogénea.

Gracias a la levadura, la superficie de la pizza tendría que crecer hasta el doble de su volumen original. Esta bacteria se activa con la temperatura cálida, por lo que comienza a absorber los azúcares, y estos producen unos gases que modifican la masa. Tras dejarla reposar, obtenemos una base esponjosa.

Pero, ¿qué ocurre si no hay levadura?

La levadura es la encargada de fermentar, ya que convierte los compuestos fermentables que existen en la masa en gases. Por este motivo, conseguimos que los pasteles o los bizcochos crezcan, puesto que esta sustancia les atribuye la esponjosidad.

Si no se añade levadura a la masa de las pizzas, esta quedará como una base crujiente de pan, es decir, no subirá su volumen. Aun así, la levadura se puede sustituir por bicarbonato sódico y limón, muy utilizado en la pastelería americana, con lo que también se consigue el aspecto típico de la masa.

Aunque la base sea uno de los pasos más importantes en una pizza casera, también debemos tener en cuenta los siguientes pasos y elegir productos de buena calidad. En el vídeo encontrarás cómo elaborar una pizza de forma sana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Esta es la manera correcta de congelar el pan

Los 7 errores más comunes que cometemos en la cocina y cómo evitarlos

Publicidad