1. Isquiotibiales. Siéntate con las piernas estiradas y dobla una de ellas de modo que la planta del pie quede situada sobre la cara interna del muslo contrario. Dirige tus brazos hacia la punta del pie de la pierna estirada y mantén recta la espalda. Después de 20 segundos, repite el mismo proceso con la otra pierna.

2. Glúteo. De nuevo empezamos desde la posición de piernas estiradas. Dobla una pierna y crúzala sobre la otra. Sobre la rodilla doblada, apoya el brazo contrario e impulsa con ella el estiramiento de tu espalda. La cabeza deberá mirar hacia atrás. Mantén la posición 20 segundos y cambia de lado.

3. Estiramiento de espalda. sitúate en cuadrupedia y dirige tu culo hacia los talones de modo que espalda y brazos queden estirados. Mantén esa posición durante 20 segundos.

4. Piramidal. También con manos y rodillas apoyadas en el suelo, cruza una pierna por delante y estira la contraria hacia atrás hasta que notes el estiramiento. También aquí mantente otros 20 segundos.

Convierte los estiramientos en rutina y deja atrás los dolores de espalda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El método para dormir bien si tienes dolor de espalda

¿Tienes dolores de espalda frecuentes? Prueba con esta tabla de ejercicios específica

La rutina definitiva de estiramiento para evitar lesiones en solo dos minutos