Sí se puede

Sí se puede

10 trucos anti frizz para tu cabello que debes empezar a usar

Sí, incluso en climas de humedad. Para que disfrutes de un verano sin pelos de loca.

Mujer cepillándose el cabello
Mujer cepillándose el cabello | iStock
Laura Sánchez
  Madrid | 20/06/2019

Si alguna vez te has pasado dos horas en el cuarto de baño del hotel preparando un peinando a prueba de humedad y nada más salir al paseo marítimo has terminado con la melena de Monica Geller en el episodio de Barbados, sabrás lo difícil que es manejar el pelo “ni lislo ni rizado” en la playa.

El problema es que el cabello es higroscópico, lo que significa que absorbe fácilmente el agua. Pero puede dejar de hacerlo si se hidrata desde dentro (con aceites o acondicionadores), de esta manera no buscará la humedad del aire, responsable de que se eleve la cutícula y se encrespe. ¿Quieres asegurarte de que tu look playero sea resistente a la humedad? Así tienes unos trucos anti frizz para empezar a poner en práctica este verano:

1. Usa un champú humectante sin sulfatos

El cabello seco y dañado es más susceptible a la humedad, por lo que el primer paso para combatir el frizz comienza usando un champú hidratante libre de sulfatos. Los sulfatos pueden secar aún más tu melena y llevarla a un mayor encrespamiento. Un champú sin sulfatos ayudará a restaurar la humedad natural de tu pelo.

2. No uses champú todos los días

No hay necesidad de lavarse el cabello todos los días, especialmente si estás bañándote en el mar durante las vacaciones. Usa champú solamente cuando lo necesites. Si tu cabello se ve limpio, deja pasar de dos a tres días antes de volver a usar champú. Aportarás menos estrés a tu cabello, lo que llevará a un menor frizz.

3. Cámbiate a toallas de microfibra

El cabello es más susceptible a la rotura cuando está mojado, así que prueba a usar toallas de microfibra suave que no creen fricciones ni daños. Entre otras cosas, esta alternativa también contribuirá a que tu cabello se seque más rápido lo que, con suerte, debería reducir la necesidad de aplicar calor, otro de los principales problemas del encrespamiento.

4. Si no puedes con el enemigo, ponle una mascarilla

Si bien el acondicionador en la ducha es crucial, puedes dar un paso más y aplicar una máscara semanalmente para mantener la humedad del cabello en su sitio. Hazlo dos veces por semana si tu pelo se resiste. El uso de una mascarilla corrige cualquier daño causado por el exceso de calor y los factores ambientales que causan la rotura, lo que lleva al encrespamiento. Una mascarilla con aceite de argán y omega 7 aportarán una una dosis adicional de ácidos grasos para reparar tu cabello.

5. Aplica un producto hidratante después de la ducha

Asegúrate de usar un producto que agregue humedad a tu cabello antes de peinarlo después de salir de la ducha. Dependiendo del look que quieras conseguir, un suero, una crema o un aceite le brindará a tu pelo una protección adicional contra el encrespado. Nunca peines tu cabello sin la protección adecuada contra el calor. Esto no solo ayudará a retener la humedad, sino que también protegerá la raíz de daños mayores.

Pelos de loca | iStock

6. Usa un acondicionador sin aclarado antes de entrenar

Cuando sales del gimnasio ves tu cara llena de gotitas de sudor pero, ¿alguna vez notaste que el cabello está más seco? Esto es porque el sodio del sudor le roba al cabello la humedad. Para proteger tu melena antes de tu próximo entrenamiento, asegúrate de cubrirlo antes con un acondicionador sin aclarado.

7. Cambia al calor iónico

Darle a tu cabello un merecido descanso del secador y la plancha ayudará a que se recupere y retenga su hidratación natural, pero dado que recurrir a tus herramientas calientes es una realidad inevitable, un dispositivo con iones puede marcar la diferencia. Las cargas negativas de un aparato de calor iónico peinan el cabello más rápido (el cabello tiene carga positiva, por cierto), lo que significa que estará en contacto con el calor durante menos tiempo y, a la larga, sufrirá también menos.

8. Córtate el pelo regularmente

Las puntas abiertas hacen que tu cabello se vea más encrespado porque contribuyen a que pierda la humedad fácilmente. Cortarse el pelo cada mes y medio o dos meses hará que siempre luzca sano y con menos frizz.

9. Deshazte de tu vieja funda de almohada

Tu funda de almohada de algodón no te está haciendo ningún favor. No lo habías pensado, ¿verdad? El consejo número uno de la lucha contra el frizz para muchos profesionales es, curiosamente, comprarte una funda de almohada de seda. La seda reduce la rotura y ayuda a que tu cabello mantenga sus aceites naturales. Cuanto más humedad, menos encrespamiento, así de simple.

10. Consulta a un profesional

De todas formas, si tu cabello riza más rápido de lo normal y ningún tratamiento de alisado puede con él, es probable que sea el momento de aplicar una queratina o probar un tratamiento de acondicionamiento más en profundidad. Contrariamente a lo que se cree, la queratina no daña el cabello. Buca un técnico especializado.

Los mas vistos

Hogarmania

Dormitorio de estilo retro y elegante en casa rural

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.