Las pestañas postizas son una muy buena opción para potenciar la mirada. Ya habíamos hablado de los diferentes tipos de extensiones de pestañas que existen, sus ventajas y que un mal tratamiento puede llegar a provocar piojos. Ahora os hablamos de las pestañas postizas con imán, con grandes ventajas sobre las que se colocan con pegamento. En el vídeo te contamos por qué y cómo funcionan.

Aunque mucha gente piense que las pestañas postizas son un complemento demasiado artificial, lo cierto es que, si son de buena calidad, pueden dar a tu mirada ese volumen que le falta y resaltar enormemente la intensidad y profundidad de tus ojos. Además, es una opción más económica, por lo que multitud de mujeres recurren a ellas antes que realizarse una extensión de las mismas.

Por otro lado, las pestañas postizas se pueden usar para rellenar huecos y faltas de pelo que ningún rímel sería capaz de conseguir y, para salir, dan a tu Make-Up un toque realmente original. Otras ventajas de las pestañas postizas de calidad es que, si tienes las pestañas muy cortas, te las alarga de forma que parezcan naturales.

Aunque, para empezar a usarlas, es necesario saber cómo colocarlas y aunque al principio cueste, todo es practicar. En especial, las pestañas postizas magnéticas son bastante más rentables, ya que se pueden reutilizar, y son muy sencillas de quitar. En el vídeo superior te contamos cómo ponértelas y cuáles son las otras ventajas que tienen sobre las pestañas postizas que se colocan con pegamento.

Si quieres probarlas puedes comprarlas aquí.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo evitar la caída de pestañas

Cuatro trucos alucinantes para que tus pestañas parezcan postizas