Haz que perdure tu piel tostada

Haz que perdure tu piel tostada

Si sigues estos consejos, tu bronceado durará más

Tu trabajo te ha costado como para que ahora, en dos semanas de oficina y viendo el sol (y ojo, que sigue siendo verano) por la ventana, desaparezca. No, te niegas en redondo: tú lo que quieres es que ese bronceado tan bonito que le da ese aspecto reluciente a tu piel (todo el mundo te lo dice además, que se te ve estupenda) dure y dure, y se estire como un chicle.

Bronceado
Bronceado | iStock

NovaLife | Madrid | 07/09/2018

Bien, no te prometemos milagros, no es nuestro estilo, pero sí vamos a darte unos truquitos para que se quede contigo el mayor tiempo posible.

Primero, unos básicos: bebe la suficiente agua y abusa de zanahorias y tomates (tienen carotenoides, que le vienen fenomenal al bronceado). Eso, como básico en tus cuidados. Y ahora vamos con la piel. Esto es lo que Hemely Varela, directora de formación de Darphin, aconseja:

- Hidrata la piel. “Paso clave, ya que hacemos que la piel se mantenga flexible y resistente, ideal para conservar el bronceado ya que combatimos el efecto reseco del sol. Para ello recomendamos sérums y cremas hidratantes como activos: ácido hialurónico, urea, granada e imperita cilíndrica, ideales ya que ayuda a difundir y mantener los niveles óptimos de hidratación en la piel”.

- Echa mano de antioxidantes: “Como vitaminas y mezclas potentes de aceites esenciales, perfectos para combatir los radicales libres. Los antioxidantes ayudan a unificar el tono y aportan luminosidad inmediata, reducen la apariencia de las manchas y previenen de las agresiones externas ambientales”.

Piernas bronceadas | iStock

- Y ojo, lo anterior en lo que respecta al rostro pero no hay que olvidar el resto del cuerpo: “Recomendamos el uso de una mezcla hidratante de aceites botánicos que suavizan y protegen la barrera de la piel sin ser grasosos o pegajosos con efectos iluminadores, gracias a la acción de minerales naturales, creando un velo Iluminador en la piel”, finaliza.

- Otro que no puede faltar en tu neceser para que el bronceado perdure es el aceite de zanahoria (ya te hablamos antes de sus propiedades): “La zanahoria, por su alto contenido en provitamina A (el betacaroteno), un nutriente que se transforma en vitamina A y posteriormente pasa al hígado, almacenándose en forma de retinol, es esencial en la pigmentación de la piel, ya que activa la melanina. Además la protege contra los efectos nocivos del sol y también ayuda a reducir las manchas”, explica Agnes Manzano, directora técnica de Alqvimia.

Pues ya tienes los trucos, ahora lo de mantener tu piel tostada más tiempo será cuestión de coser y cantar.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.