Si bien cuidar la piel no es una tarea fácil, es importante protegerla y mimarla a diario, para evitar cualquier tipo de anomalía. Por eso, acudir a un especialista cuando sea necesario y saber de qué tipo es: mixta, grasa o seca; son dos factores claves para que se mantenga hidratada y sana.

Hacer una limpieza de cutis en casa es muy fácil y mucho más económico que acudir a un centro de estética. Además, este tratamiento natural se puede hacer una vez al mes y es perfecto para eliminar esas impurezas que se acumulan con el pasar de los días y con el uso de diversos productos.

PASOS PARA HACER UNA LIMPIEZA DE CUTIS EN CASA:

1. DESMAQUILLANTE NATURAL DE YOGUR Y LIMÓN PARA TODO TIPO DE PIELES

Antes de empezar a realizar la limpieza de cutis, es importante retirar el maquillaje o el exceso de sebo de la cara. Este desmaquillante de yogur y limón es una alternativa que no sólo cuida la dermis, gracias a que elimina las células muertas sino que también es un exfoliante natural que hidrata la piel.

Ingredientes:

• ½ taza de yogur natural

• 1 limón

Preparación y modo de empleo:

• Colocad una cucharada de yogur en un cuenco y luego, exprimid un poco de zumo de limón.

• Removed la mezcla hasta que ambos ingredientes estén perfectamente uniformes.

• Luego, con un disco de algodón coged una pequeña cantidad de la mezcla y aplicadla sobre el rostro como si fuese una leche limpiadora y para finalizar, retirad con agua tibia.

• Al ser ideal para todo tipo de pieles, también se pueden desmaquillar los ojos.

2. VAPOR EN LA CARA:

• Poned a hervir un poco de agua en una cacerola pequeña.

• Cuando esté caliente, retiradla del fuego y con mucho cuidado acercad la cara a esta, para que el vapor abra los poros. De esta forma, será fácil eliminar la suciedad del rostro.

• Luego, con ayuda de una toalla pequeña o un pañuelo, retirad cualquier exceso de sebo puntos negros de la nariz y otras zonas de la cara.

Podéis realizar este paso de vapor durante unos 5 ó 10 minutos.

3. PEELING DE AVENA:

El peeling es una solución más profunda para mejorar el aspecto de la piel que las populares exfoliaciones. Aunque si es necesario que lo haga un dermatólogo siempre viene bien, también se puede hacer en casa con productos naturales.

Ingredientes:

• 2 cucharadas de avena

• 1 limón

• 1/2 cucharada de miel

• 1/2 pepino

• 1/2 tomate

Mascarilla facial | iStock

Preparación y modo de empleo:

• Triturad la avena en una licuadora y luego, añadid el zumo de un limón.

• Aplicad la mezcla en el rostro con movimientos circulares y dejadla actuar por 5 ó 10 minutos para abrir los poros de la piel.

• Luego, retiradlo con una toalla.

• A continuación, calentad un poco la miel, hasta que esté tibia y aplicadla en el rostro con un algodón. Dejadla actuar por 5 minutos y retiradla con abundante agua.

• Para finalizar, mezclad en la licuadora, el tomate y pepino y aplicad esta mezcla en el rostro y dejadla actuar por unos 10 ó 15 minutos para luego enjuagar con agua templada.

4. MASCARILLA PURIFICANTE DE LAVANDA

Luego de tantos pasos en una limpieza de cutis, calmar la piel con una hidratante siempre ayudará. Mirad esta sencilla alternativa con lavanda.

Ingredientes:

• 2 cucharadas de yogur

• 1 cucharada de miel

• 1 cucharada de lavanda seca.

Preparación y modo de empleo:

• Mezclad todos los ingredientes en un bol pequeño y aplicadlo sobre la cara.

• Dejad que actúe10 minutos y aclarad con abundante agua tibia.

5. TÓNICO DE NARANJA Y PEPINO

Para finalizar la rutina, es importante cerrar los poros y dejar descansar la piel con ayuda de un tónico natural.

Ingredientes:

• Zumo de una naranja

• 1 manzana

• Un limón

• Un pepino

• Infusión de cola de caballo o de aloe vera.

Preparación:

• Haced un zumo con todas las frutas y dejadlo reposar durante una hora.

• Pasado este tiempo, colad y colocadlo en una botella previamente limpia para luego, aplicadlo con un algodón sobre el rostro.

Las limpiezas de cutis pueden hacerse como un ritual una vez al mes, para así conseguir una piel libre de impurezas.