¿Recuerdas la primera vez que te diste cuenta de que la zona que rodea a tu vagina se ponía sudorosa sin que pudieras hacer nada por evitarlo? Tal vez fue ese día que hiciste tanto ejercicio o que pasaste horas caminando bajo el sol. Sea como fuere, seguro que llegaste al baño y te asustaste al verte en el espejo la ropa interior tan mojada. No es para menos.

Sudar por las axilas, por la frente y, a veces, incluso por la espalda o las manos, es algo normal pero, ¿sudar alrededor de la vagina? ¿A qué viene eso? Para ser honestos, a nada. Aunque sepamos la razón y no sea nada por lo que alarmarse, es un incordio.

Para tu tranquilidad, la sudoración en el área de la entrepierna es complemente normal. Le pasa a todo el mundo. El cuerpo humano suda dondequiera que haya glándulas sudoríparas. Y hay glándulas sudoríparas en todo el área de la vulva, que como ya sabrás es la zona externa que rodea la vagina.

Un recordatorio: tu vagina es interna -no te vamos a decir a estas alturas dónde se encuentra y cómo se accede a sus profundidades- y allí no hay glándulas sudoríparas. Así que ya puedes decir que te está sudando la vagina, no sólo porque sea una expresión de lo más soez, sino porque además es mentira.

Sin embargo, sí hay glándulas sudoríparas alrededor de tu vagina. Estas en concreto existen donde hay vello, y por lo tanto, se sitúan próximas a la vulva: en los labios mayores, el pubis y la ingle. Visto de esta manera, las ingles no parecen tan diferentes a las axilas, pues al igual que estas, las ingles también unen las extremidades con el tronco. Unas unen los brazos y otras las piernas, se entiende. Sabiendo esto, la forma más correcta de llamar a este “sudor de la vagina” es transpiración de la entrepierna.

Entonces, ¿es posible tener demasiada transpiración en la entrepierna? Como hemos visto, un poco de sudor en el área que rodea a la vulva no es nada de lo que preocuparse. Todos sudamos en esa zona, y puede ser algo más excesivo mientras hacemos ejercicio o cuando tenemos mucho calor. Así que, en lugar de sentirte tan sucia cuando ves una mancha de sudor en tus pantalones de yoga, considera tomarlo como una señal de haber realizado un entrenamiento intenso (¡tú lo vales!).

No obstante, algunas personas sudan más de lo que los médicos consideran normal, y este problema puede interferir de verdad en su vida diaria. Ese tipo de sudoración excesiva se llama hiperhidrosis. Mientras que las personas con hiperhidrosis sudan más que la mayoría de la gente por la cabeza, las axilas, las manos y los pies, a veces también pueden tener una sudoración extremadamente intensa en la zona genital. Ya sea en un área o en otra, si estás sudando más de lo que puede absorber tu ropa cuando no estás practicando deporte ni tienes demasiado calor, debes acudir a un especialista. No tiene sentido seguir viviendo en la inhibición o la vergüenza por la incomodidad y las manchas de sudor.

Sudor | iStock

¿Qué puedes hacer para mantener seca la zona de las ingles? Hay varias opciones. En primer lugar, prueba con un anti transpirante tópico. No es como un desodorante normal. Mientras que estos enmascaran el olor del sudor, los anti transpirantes obstruyen temporalmente las glándulas sudoríparas para que físicamente sudes menos. Vigila mantener el producto lejos de la vagina para reducir el riesgo de infección de un producto potencialmente irritante.

Otra alternativa son las inyecciones de Botox en el área de la ingle. Esto te puede sonar aterrador, pero generalmente es seguro y súper efectivo. Si bien la mayoría conocemos el Botox por su capacidad para suavizar las arrugas, la famosa inyección también se usa para detener la sudoración excesiva, pues suprime las glándulas sudoríparas para que no suden tanto, y además dura mucho tiempo. Por regla general, tendrás que repetir las inyecciones dos veces al año, es decir, que conseguirás seis meses completos de supresión del sudor.

Sin embargo, hay algunas otras soluciones temporales que podrías probar, especialmente si tu sudor no es tan molesto. Si no tienes hiperhidrosis pero se te suele irritar la entrepierna a causa de la transpiración, puedes tratar de absorber el sudor con un producto de talco para bebés (aplicado sobre la piel de la vulva, no de la vaginal, recuerda). Esta opción no detendrá el sudor, simplemente absorberá la humedad. Pero puede ayudarte si, en un día caluroso, te preocupa tener esa zona más húmeda de lo normal.

En resumidas cuentas: no hay absolutamente nada de malo en sudar por la zona de entrepierna y definitivamente no estás sola en esto. Pero si sudas tanto que interfiere en tu vida cotidiana, debes acudir a un dermatólogo. Ellos te ayudarán a controlar el problema.