Uno de los órganos que más sufre cuando llega el invierno es la piel y es que, los cambios abruptos de temperatura hacen que se vuelva seca y agrietada. Por eso, es importante usar ingredientes como: la caléndula, los aceites naturales y hasta el aguacate para evitar la deshidratación y protegerla de las agresiones externas.

CREMA CORPORAL DE CALÉNDULA:

No es un secreto, que las flores de caléndula tienen infinidad de propiedades para la piel. La principal y más conocida es que aporta suavidad, lo que la hace perfecta para mantenerla hidratada. Pero, también cuando esta es mezclada con aceites dan calidez y esto la hace ideal para preparar la dermis durante el frío invierno.

Ingredientes:

• 700 gramos de aceite de oliva

• ½ taza de hojas de caléndula seca

• 50 gramos de cera virgen de abeja

Preparación:

• Mezclar el aceite con las flores de caléndula secas y dejadlas macerar al sol durante un mes.

• Luego, colad el aceite y colocadlo en un recipiente para calentarlo al baño María, sin dejar que se caliente en exceso.

• Cuando esté listo, añadidle la cera de abeja y removed hasta que esté totalmente disuelta.

• Dejad enfriar para poder empezar a usar esta crema.

CREMA CORPORAL DE AGUACATE:

El aguacate es uno de los ingredientes naturales más usados para cuidar la piel y es que contiene vitamina E y un elevado porcentaje de ácidos grasos esenciales que ayudan a hidratarla en profundidad.

Ingredientes:

• 1/2 cucharadita de manteca de cacao y de manteca de karité (mezcladas)

• 1 cucharadita de aceite de aguacate

• 2 cucharadas de cera emulsionante

• 2 gotas de aceite esencial de rosa

• 3 gotas de aceite esencial de geranio

Friolera | iStock

Preparación:

• Mezclad la manteca de cacao y de karité con el aceite de aguacate en un bol al baño maría.

• Mientras, calentad a fuego suave el aceite de rosas junto a la cera emulsionante hasta que esté bien disuelta.

• Luego, colocad lentamente la infusión sobre la mezcla de las mantecas y el aceite y removed sin parar durante unos segundos.

• Cuando la mezcla esté fría, añadid los aceites esenciales restantes y removed.

Podéis conservar esta crema en un tarro de cristal esterilizado y usarla durante tres meses.

CREMA CORPORAL DE JENGIBRE PARA EL FRÍO:

El jengibre no sólo contiene vitaminas y minerales perfectos para tratar la salud cutánea sino que también, ayuda a la piel a entrar rápidamente en calor y a dilatar los vasos sanguíneos. Con lo cual, es ideal para el invierno gracias a su efecto que reconforta y calma de las bajas temperaturas.

Ingredientes:

• 3 cucharadas de aceite de coco

• 4 cucharadas y media de manteca de cacao

• 20 gotas de aceite esencial de menta

• 20 gotas de aceite esencial de jengibre

Preparación:

• Poned al baño María el aceite de coco y la manteca de cacao.

• Una vez derretidos, dejad que se enfríen y antes de que se solidifiquen, añadid los aceites esenciales. Luego, colocad la mezcla en un recipiente hermético y esperad a que esté a temperatura ambiente y con una textura cremosa para empezar a usar.

Para que esta crema aporte el calor necesario para cuidar la piel en invierno, es importante aplicarla después de una ducha de contraste, es decir, con agua fría y caliente. Recordad aplicarla con masajes en círculo y con el puño cerrado. Esto además de relajar, también ayuda a drena líquidos y a tratar la circulación.

Otras alternativas para cuidar la piel en invierno:

• Una alimentación balanceada siempre es importante. Por eso, aumentar el consumo de vitamina C y antioxidantes al igual que una buena hidratación ayudarán a mantener las defensas altas y el cuerpo preparado para combatir el frío.

• Aunque no parece importante, usar gafas de sol en invierno, especialmente en zonas donde hay nieve, es importante ya que el sol en estas áreas refleja el 80% de la radiación solar y afecta la piel de alrededor de los ojos.

• Los codos y rodillas son las zonas del cuerpo que más tienden a resecarse. Por eso, hay que hacer énfasis en estas zonas y dar mayor hidratación con cremas más untuosas o con aceites esenciales.