Pero, ¿qué es exactamente eso del DMAE?

Se trata de una molécula microscópica que actúa estimulando los pequeños músculos faciales y aportando energía para ayudar a recuperar la firmeza perdida por culpa de la edad.

Su bajo peso molecular posibilita una mayor capacidad de penetración en la piel, haciendo que su acción sea más rápida y efectiva que otras moléculas parecidas, llegando incluso a las capas más profundas de la epidermis.

Para los expertos, la molécula DMAE es sinónimo de firmeza y resistencia. “Se vende en forma de ampollas y ayuda a estimular los músculos faciales que se vuelven ‘perezosos’ y causan el famoso descolgamiento cutáneo”, explica la farmacéutica Marta Masi. “Las ampollas son la nueva generación del serum. No han parado de crecer en los últimos años y es porque permiten estrenar un producto nuevo cada día”.

“La moda ya no es solo cuestión de tejidos y tallas. Ahora ha conquistado el mundo de la belleza gracias al trabajo de farmacéuticas, verdaderas influencers de la piel, que cada temporada se encargan de diseñar los mejores protocolos de belleza para estar siempre a punto”, añade José Luis Barrera, director de Desarrollo de Delapiel, una de las escasas marcas que cuentan actualmente en su catálogo con la novedosa y exclusiva molécula DMAE.

¿Cómo usarlo en casa?

Las ampollas pueden usarse todos los días, mañana y noche, con la cara lavada y antes de los tratamientos habituales. “Mantén la constancia, porque el ‘efecto memoria’ es uno de sus secretos”, destacan los expertos de Delapiel. El DMAE posee un efecto acumulativo que mejora los resultados mediante la constancia. “La piel tiene memoria, y con estas ampollas es posible aumentarla para que no se le olvide mantenerse joven”.