Sabemos que es un mal que afecta a la gran mayoría de mujeres: la celulitis. La hay quien la tiene más o menos asumida y otras que luchan contra ella con todas las armas que encuentran pero es muy difícil erradicarla completamente, no nos engañemos.

Para cúmulo de desgracias, el confinamiento le ha sentado fatal a tu celulitis: te has movido menos, has bebido menos (a menor movimiento, menor sensación de sed) y has comido peor por ansiedad, por dejadez, porque te apetecía.. da igual, el mal ya está hecho y en esta desescalada te has mirado las piernas y casi no te las reconoces: los especialistas de Lamdors Global System estiman que la piel de naranja y la flaccidez corporal pueden incrementarse hasta un 30%. Según estos expertos, por cada 15 días de confinamiento con poca actividad, se pierde masa muscular; así como los fibroblastos que producen colágeno, elastina y reticulina; que mantienen a raya la celulitis y la flaccidez.

“Este fenómeno afectará más a las personas jóvenes, ya que la inactividad disminuye la capacidad de intercambio celular de tal manera que se frena el proceso de eliminación de toxinas, generando un aumento de retención de líquidos. Esta retención de líquidos aumentados ralentiza el proceso metabólico facilitando así el cúmulo de grasas”, explican.

Y ojo a este dato: se tardan unas 6 semanas en recuperar lo perdido en sólo 15 días. No panic, que no todo está perdido. Ahí van unos consejos de Lamdors:

- Bebe agua e infusiones: intenta que sea más de un litro y medio al día. Reparte el consumo en por ejemplo, 10 vasos de 200 ml o intenta cada hora, beber algo de agua.

- El confinamiento hace que tengas más hambre, lógico, pero sustituye esos productos dulces que son los que te apetecen por una pieza de fruta.

- “El estrés y la ansiedad pueden estimular la producción de glucosa, que en muchas personas se situarán por encima de 130 mg/dl. Cuando esto ocurre el cuerpo sólo puede trasformar ese exceso de azúcares en grasas en las zonas de predisposición de cada uno. Recordemos que el nivel ideal debe estar entre 85-90 mg/dl de glucosa en sangre. Todo lo que supere esa cifra se transforma en grasa fácilmente”.

Celulitis | iStock

- Intenta dormir bien: “Está comprobado que dormir mal aumenta los niveles de glucosa en sangre, por lo que es importante cenar muy ligero, preferiblemente ensaladas, sopas, o cremas de verduras que no produzcan una digestión pesada”.

Una alimentación saludable es básica en la tarea de eliminar celulitis y esa alimentación debe ir acompañada de ejercicio: si no te apetece salir, por las razones que sean, en casa también puedes practicar deporte. Puedes dar saltos, por ejemplo, o hacer sentadillas. “Son el ejercicio más completo y simple que podemos hacer en casa. Activa y potencia la mayor cantidad de músculos esqueléticos corporales. Principalmente muslos, espalda, columna, brazos, abdomen, cintura, glúteos, banana sub-glútea, cartucheras, rodillas y pantorrillas. Recomendamos un mínimo de 30 repeticiones al día, repartidos en series de 10 repeticiones. Las primeras 10 despacio. Las segundas 10 más rápido. Las terceras 10 lo más rápido posible”, dicen en Lamdors Global System.

Si a todo esto le añades una ayuda extra en forma de cremas adaptadas al problema, verás que la celulitis se va difuminando con el paso de las semanas: los principios activos de esas cremas son importantes y también, cómo te las aplicas. Lamdors cuenta con fórmulas con activos como la carnitina, cafeína, glucosaminoglicanos, teobromina, teofilina, castaño de Indias, oligoelementos, vitaminas de grupo B, provitaminas D y E y aminoácidos.

Debes aplicarte estas cremas con técnicas de auto masaje para conseguir estimular la eliminación de líquidos retenidos.