Vídeos virales

El vídeo viral de un gato que logra salir de un estrecho cajón como si fuera un blandiblú

En el vídeo se puede ver cómo un gato consigue salir ileso de un estrecho cajón en una cocina.

Muere un gato influencer tras presenciar el ataque a su dueña en un parque de Nueva York

Publicidad

Los gatos sueles protagonizar vídeos virales por su habilidad para colarse o trepar por lugares complicados. La última hazaña de un felino ha sido colarse por un cajón de una cocina. En un vídeo publicado en una cuenta de Twitter se puede ver cómo el animal se cuela por la rendija de un cajón para salir de él. El gato parece deslizarse como si fuera un blandiblú durante unos segundos.

El gato en cuestión es un gato 'maine coon', un gato de gran tamaño procedente de Norteamérica. Su peso puede alcanzar los 11 kg y es una raza cariñosa, afable e inteligente.

El vídeo ha sido compartido por 3.600 personas y tiene más de 80 comentarios. Muchos alaban la facilidad del animal para colarse entre el cajón y otros comparten posibles teorías de cómo lo ha hecho.

El estudio que muestra que los gatos no rechazan a personas que tratan mal a sus dueños

El estudio publicado en la edición de febrero de la revista 'Animal Behavior and Cognition' asegura que gatos y perros reciben de forma distinta ciertas señales sociales. Así los gatos, al contrario que los perros, no evitarían a las personas que han hecho daño a sus dueños. En un primer experimento realizado en 2015 se analizó cómo reaccionarían los perros con las personas que habían tratado mal a sus dueños. Hicieron que estos animales vivieran una situación en la que una persona ayudaba a su propietario y otra en la que otra no lo ayudaba.

Según las conclusiones del informe los perros tenían la misma probabilidad de tomar comida de las personas cuando ayudaban o no interactuaban con el dueño. Pero la diferencia llegaba cuando esta tercera persona rechazaba la petición de ayuda del propietario. En ese caso los perros se lo tomaban como algo personal y evitaban comerse la golosina que esas personas les ofrecían. Esto indica que los perros escuchan socialmente, al igual que las personas e incluso otros primates.