Francesca cumplía seis años y quiso celebrarlo con la gente que más quería. Para ello, invitó a familiares y a todos sus amigos del colegio. Sin embargo, nadie asistió a su fiesta de cumpleaños.

La madre de la pequeña, Selene Ferreyra, publicó la triste historia de su hija en Facebook a través de la página 'La Noticia Urbana'.

Según cuenta su madre, días antes de su cumpleaños, Francesca entregó las tarjetas de invitación a su profesora para que las repartiese. Sin embargo, ninguno de sus compañeros de clase fue a la fiesta.

Selene afirma que sus familiares y amigos de otros lugares tampoco acudieron, "por temas de trabajo" y por enfermedad.

La menor no asistió a clase el lunes siguiente y su madre ha pedido que la reubiquen en otro lugar donde "no la discriminen", según afirma 'Diario Uno'. Aún así, niega que se tratase de un caso de bullying.