Suceso

Vídeo: una madre da a luz en un coche en una gasolinera de Toledo

Tamara y Sergio iban de camino al hospital de Toledo pero su hijo tiene ganas de llegar al mundo. Tuvieron que detener el vehículo en un área de servicio de una gasolinera.

Publicidad

Desde Escalona a Toledo hay unos 55 kilómetros, pero el hijo de Tamara no fue capaz de esperar y a los 15 kilómetros, Sergio, el padre, tuvo que detener el vehículo en un área de servicio de una gasolinera.

La madre estaba pariendo en el asiento del copiloto del coche y tuvo la suerte de que en la cafetería se encontró una enfermera que acabó asistiendo el parto. Con ayuda de su pareja, y de la enfermera, Tamara da a luz al pequeño Erik sano y salvo.

"Papi enhorabuena, y tú campeona" son las primeras palabras de la sanitaria que muestra su apoyo a los padres cuando estos ya tienen al bebé entre sus brazos. Todo esto ante la atenta mirada de su otro hijo que se encuentra en el asiento de atrás del coche y ha sido testigo de la llegada al mundo de su hermano pequeño.

Todo salió bien y fue muy rápido, no hubo ningún tipo de complicación. Cuando llegaron los servicios de emergencias se llevaron a la madre en camilla y el padre se fue en la ambulancia con el pequeño en brazos. Tamara estaba exhausta pero demostró mucha templanza durante este arduo proceso.

La enfermera le preguntó si tras esta experiencia se va a animar con otro hijo, y ella contestó rápidamente que no: "Ha sido una experiencia inolvidable pero muy dura". Los padres conocían bien el trayecto, era la segunda vez que lo hacían para dar a luz, pero esta vez Erik ha metido mucha presión, por eso, Sergio le dice a la enfermera que no se le pasaba por la cabeza en ningún momento que que no fuera a llegar.

Erik ha nacido un 17 de abril en el asiento del copiloto de un coche en una gasolinera y con tan solo unas horas de vida ya tiene una gran historia que contar. Actualmente, los cuatro se encuentran felices y descansando tras el milagro.

Publicidad