Los incendios forestales han arrasado ya miles de hectáreas en lo que va de año y cualquier esfuerzo es poco para evitarlos.

Conscientes del riesgo que supone cualquier llama cercana al bosque, los bomberos de Cataluña no han dudado en movilizar un helicóptero de incendios forestales para apagar el fuego de un coche en una carretera de Abella de la Conca, en Lleida.

Finalmente, han logrado extinguirlo.