ENTREVISTA EN 'TIMES OF ISRAEL'

ENTREVISTA EN 'TIMES OF ISRAEL'

Un líder regional de Israel advierte que no quiere ver a ningún árabe en las piscinas locales de su comunidad

Moti Dotan, el jefe del Consejo Regional de Baja Galilea, ubicado en el norte de Israel, muy cerca de los Altos del Golán, ha advertido este jueves de que no quiere ver a ningún árabe en las piscinas locales de su comunidad, alegando diferencias en cuanto a las prácticas de aseo y "cultura de la higiene", según ha informado el diario 'Times of Israel'.

Ciudadanos bañándose en una piscina pública
Ciudadanos bañándose en una piscina pública | EFE/Archivo

Dotan, que dirige un consejo en el que se encuentran 18 comunidades judías en un área donde hay varias localidades árabes, ha respondido así a una cuestión enviada por escrito con antelación por la emisora, en la que preguntaban si los líderes deberían dejar que los no locales utilizaran sus piscinas. Dotan respondió por escrito, pero ante la sorprendente respuesta, la emisora decidió hablar con él directamente para pedir que aclarara su postura.

"Mantener las piscinas cuesta mucho dinero", ha respondido Dotan. "Por eso, creo que aquellos que no son de la comunidad y de la zona deben pagar más", ha añadido. "Yo no odio a los árabes, pero no los quiero en mis piscinas. Yo tampoco voy a las suyas. Si fuera allí con un bañador (exiguo) o me llevara a chicas en bikini, está claro lo que pasaría con ellos. Por eso tienen que estar en sus piscinas y nosotros, en las nuestras", ha respondido.

"Se trata de una diferencia cultural, no de racismo", ha continuado. "En la cultura no judía, la árabe, ellos van a la piscina con la ropa puesta y tratan de establecer patrones de vestimenta como ese o similares, y por eso no es adecuado para nosotros", ha afirmado. "Y la cultura de la higiene no es como la nuestra. ¿Por qué eso es racismo?", ha preguntado. Al preguntarle sobre la descripción que éste había hecho sobre los bañistas árabes, el conductor del programa le ha planteado que no todos evitan los bikinis o se abstienen de la higiene, a lo que Dotan ha respondido que en ese caso pueden ir y construir sus propias piscinas.

"Si hay bikinis, estaré encantado de ir y unirme a ellos en sus piscinas", ha afirmado, antes de puntualizar, entonces, que no está en contra de los bañistas no locales, mientras se adapten a los residentes de la zona. "En cualquier caso", ha proseguido, "también los árabes, si se comportan siguiendo las normas que tenemos, no tenemos ningún problema, pero es que eso no ocurre". El alcalde del consejo ha hecho referencia, entonces, a una piscina dirigida por árabes en la región de Galilea en la que no hay patrones judíos.

En este contexto, Dotan ha reiterado que "no es racismo". "El día en que los hombres y mujeres judíos puedan sentirse cómodos en una comunidad árabe, estaré encantado de recibirlos. Hasta que es ocurra, no los quiero", ha remachado. Dotan, hijo de dos supervivientes del Holocausto que regresaron a Israel en 1948, y cuyo abuelo pasó por un campo de concentración nazi, ha insistido en que mantiene "una buena relación con los árabes de la zona", si bien ha asegurado que "conocen" sus puntos de vista, y que muchos lo respetan por ser tan "franco". Youseef Jabareen, de la Lista Unificada, ha pedido a la Fiscalía general que revise las declaraciones de Dotan y ha exigido la inmediata dimisión del jefe del consejo. "Los comentarios del jefe del Consejo Regional de Baja Galilea incitan al racismo", ha afirmado Jabareen en un comunicado. "Además de ser moralmente inaceptables, es un delito y pido al fiscal general que abra una investigación penal", ha concluido.

| Madrid | 29/07/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.