La portada protagonizada por el expresidente de Francia Nicolas Sarkozy y su mujer Carla Bruni en la revista semanal Paris Match ha sido objeto de burlas en las redes sociales. En la fotografía que ocupa la primera página de la publicación, Sarkozy aparece abrazado con su muejr y sonrientes en un jardión, Sin embargo, para sorpresa de muchos, el político conservador aparece más alto que la cantante pese, pese a que él mide al rededor de 1,66 metros y la cntante ronda los 175 centímetros.

Las reacciones en las redes sociales no sea han hecho esperar y ya han proliferado los memes y bromas acerca de la mencionada portada.

 

 

La revista se ha pronunciado acerca de la polémica foto defendiéndo que la instantánea no estaba planeada ni ha sido retocada. "No, el ex presidente no ha sido retocado para parecer más grande: durante la reunión, organizada a fines de junio, Sébastien Valente fotografió a la pareja en varios lugares, en su hogar en París, incluso en los pasos en en el exterior, como se muestra en la foto que los muestra sentados, aquí publicados, y otra imagen que aparece en la revista. Nicolas Sarkozy estaba, en la imagen que fue elegida para la portada, en un paso más alto que el de su esposa" ha defendido la revista en un comunicado.

El complejo que sufre el expresidente de la República francesa sobre su altura es más que conocido. Hace unos años ya saltó la noticia de que solicitó que sus guardaespaldas no fuesen demasiados altos. También lo hemos visto aparecer con zapatos con alzas o intentar ponerse de puntillas cuando era fotografíado con otros líderes mundiales.