Los vecinos de Ponferrada se pueden ir tranquilos de vacaciones. La Policía Local tiene un servicio de vigilancia de sus casas en julio y agosto. Un equipo de Antena 3 muestra la dinámica de esta vigilancia.

Se trata de un sistema personalizado de vigilancia. Cuando un propietario de una vivienda se va de vacaciones tiene que notificar a la Policía local los días exactos en los que dejará su hogar.

De esta forma, agentes de la Policía local se pasan diariamente hasta un total de tres veces y comprueban la ventanas estén cerradas y que las puertas no estén cerradas. Además, antes de irse le mandan un mensaje de texto al propietario confirmando que todo está en orden.

En la ciudad aseguran que el miedo siempre está en el cuerpo pues los ladrones son capaces de entrar hasta el mismo salón de la propiedad. Entre junio y septiembre los hurtos crecen en los hogares casi un 7%. Para evitarlo, la Policia local de Ponferrada ha puesto una solución. Vigilar las casas de sus vecinos. Se trata de patrullas policiales que protegen sus hogares mientras disfrutan de sus vacaciones.

Esta es una medida que ha triunfado entre los vecinos y aseguran que están más tranquilos ya que la época estival es la favorita para los ladrones. Al año se producen más de cien mil hurtos. Un dato preocupante.