Trasplante cardíaco

La historia de Arena, la niña que continúa a la espera de un trasplante cardíaco mientras convive con un corazón artificial

La joven de 13 años lleva cinco meses ingresada, pero gracias a su nueva consola de asistencia ventricular puede hacer 'vida normal' y no ha desaprovechado la oportunidad de ir al cine en su primera salida.

Arena junto a sus padres, amigas y equipo médico del Hospital de La Paz en su salida al cine con la nueva consola

Arena junto a sus padres, amigas y equipo médico del Hospital de La Paz en su salida al cine con la nueva consola EFE

Publicidad

Arena es una niña de 13 años que está ingresada en el Hospital de La Paz a la espera de poder realizarse un trasplante cardíaco, pues su corazón es artificial. Es la primera paciente española que cuenta con este novedoso dispositivo de control de una máquina con asistencia ventricular.

Este dispositivo es una consola que facilita su movilidad y le ha permitido poder salir del hospital. Este avance, de poder 'hacer vida normal' es gracias al nuevo dispositivo que pesa 9 kilos, pues el anterior pesaba 80 kilos, lo que dificultaba la movilidad del paciente. Además, tan solo ha sido implementado en 85 pacientes de todo el mundo y ha demostrado que facilita la recuperación física y mejora la calidad de vida de los enfermos.

Una salida al cine especial

Después de cinco meses ingresada, tres de ellos en la UCI, Arena ha podido salir este fin de semana a la calle gracias al dispositivo que lleva consigo. Junto a sus padres, amigas y el equipo médico ha podido disfrutar de una tarde de cine.

"Echaba de menos salir a la calle, dar una vuelta y que me diera el aire", ha contado la joven a EFE. Además, ha añadido que el implante de la nueva consola ha sido un cambio enorme "porque el otro era demasiado grande y no me podía mover bien. Este es muy manejable y pesa menos".

Arena reconoce que tenía muchas ganas de poder hacer una "actividad normal" y ver una película en una pantalla grande. La joven, arropada en todo momento por el equipo técnico de La Paz que le atiende desde su ingreso, asegura que "está muy bien esta salida".

Macarena Viñuelas, enfermera de cirugía y una de las integrantes de este equipo médico, afirma que esta nueva consola supone para Arena "una autonomía distinta, una manera de sentirse más libre y ver eso nos llena y nos reconforta".

Publicidad