118.015667

Publicidad

Coronavirus

Disputas por el espacio en la playa de Benidorm durante la desescalada por el coronavirus

Los bañistas se quejan porque la concesionaria de hamacas y sombrillas tiene reservado el mejor lugar de la playa.

Esto es Benidorm. Y acaban de abrir sus playas con cuadrículas para mantener las distancias y evitar contagios por el coronavirus. Este sistema ha provocado las quejas de los bañistas.

Las quejas de los mayores

Los mayores que se quejan de que el espacio que les han habilitado no es el mejor para ellos. Dicen que los mejores huecos están reservados para las tumbonas.

Esa es una de las quejas. "Nos han dejado al lado de la rocas" dice un bañista. Dicen que el punto estratégico, el mejor de la playa, está reservado para la concesionaria de las hamacas.

Esas hamacas son de pago, cuestan cinco euros cada una. Los bañistas se quejan, además, de que los mayores, los demás de 70, tienen rocas en la zona de baño. Algo que les dificulta mucho el acceso al agua. Éstas protestas la reciben las informadoras. Son ellas las que tienen clarísima la respuesta, cualquier queja en la desescalada del coronavirus por escrito y al Ayuntamiento de Benidorm.

Polémica en la playa de Benidorm

"No hay ninguna polémica" dije este bañista que añade que "está todo muy bien. Lo que pasa es que somos nosotros los que no sabemos hacer las cosas bien. Pero ¿de qué se quejan en Benidorm?

"Todas las hamacas, las de allá, donde estábamos antes nosotros, ahora las tendrían que cambiar. Eso está muy mal" dice este ciudadano sobre la localización de las hamacas y sombrillas. "Y es que somos ya todos un poco mayores, y claro, por lo de las tumbonas. Les han puesto en un sitio estratégico y que hay que pagar cinco euros por cada tumbona y otros cinco por la sombrilla" se queja este bañista de la zona.

"De verdad está fatal. Pero bueno, todo sea por la patria" afirma otra bañista. Hay quien no entiende nada. "De lo que yo no sé, es porque se quejan. Porque piedras en el mar he visto siempre" afirma esta mujer, residente de Benidorm. Y son ellas, las informadoras, las que reciben las primeras protestas. "Si hay algún problema que se vayan al Ayuntamiento, que se quejen ahí, porque nosotros no podemos hacer nada" asegura esta informadora en la desescalada del coronavirus.

Hay veraneantes tajantes que cortan por lo sano, "vamos a buscar otras playas que no tengan estos problemas. Estas cosas absurdas". Lo mejor para venir a la playa de Benidorm es lo que dice este veraneante "que vengan con buen talante y que vengan con alegría".

Publicidad