Toda acción tiene una reacción, y más desde el 'boom' de las redes sociales. Prueba de ello es cómo ha reaccionado a través de Twitter el colectivo LGTBI a la petición presentada por la diputada de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, a fin de conocer nombres y apellidos de todos aquellos que impartan talleres LGTBI en los colegios de la capital de España .

Todo empezaba con un tuit de la Federación Estatal LGTBI en el que se quejaba de la petición de la diputada de la formación verde, y empezaba a utilizar el Hashtag #ApuntaMiNombreVOX a modo de reivindicación. Una frase a la que los miembros de este colectivo se han ido sumando a lo largo del día hasta hacer de este hashtag primera tendencia en España.

 

Los usuarios de Twitter afines a este movimiento han publicado multitud de tuits con su nombre, diciendo que ellos daban estos talleres y que eran afines al movimiento LGTBI. Esto servía a modo de denuncia contra la petición de VOX.

Ante el revuelo formad,o la formación de Abascal ha optado por reaccionar. También lo ha hecho a través de Twitter, pero no precisamente para calmar las aguas. Y es que, la formación verde les preguntaba a todos los que estaban participando de este hashtag "¿Por qué estaban tan nerviosos?".

 

Y aunque, la consejería de educación ha rechazado la petición bajo el pretexto de la inexistencia de dichas listas, la COGAM no ha desaprovechado la oportunidad de solicitar a la fiscalía que actúe contra VOX. Y es que, según esta organización pedir lista de este tipo es un gesto de persecución hacia el colectivo LGTBI