Usuarios con sus móviles

Publicidad

estudio de google, bbva y fad

Adolescentes hiperconectados: hasta 5 dispositivos móviles con 14 años

Google, BBVA y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) han presentado las conclusiones de un estudio sobre uso de las tecnologías en jóvenes. El 90% de los adolescentes de entre 14 y 16 años disponen de entre 2 y 5 dispositivos personales digitales: los «smartphones» ocupan la primera posición con el 89,9%, seguido de los ordenadores portátiles y tabletas.

| Madrid
| 23.01.2019 11:01

El 89,9% de los adolescentes tiene un teléfono móvil y un 76% un ordenador portátil. Además, más de la mitad, un 69%, disponen de una tablet, tal y como detalla la investigación 'Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes'.

Entre sus preferencias, utilizan Instagram "para publicar y ser vistos", Youtube "para consumir contenidos y sentirse fan", Twitter "para seguir a sus ídolos" y Facebook "como plataforma para juegos y mantener amistades lejanas", mientras Whatsapp es la herramienta para el contacto cotidiano con amigos y familiares.

En la red, los jóvenes encuestados afirman que escuchan con frecuencia música (75,6%), buscan diversión (48,3%), mantienen el contacto con gente que no pueden ver de manera frecuente (45,8%), buscan información (41,6%) y juegan 'online' (37,7%).

La investigación de Google, BBVA y FAD (Fundación Ayuda contra la Drogadicción), basada en 1.624 entrevistas a adolescentes, revela que la inmensa mayoría de los jóvenes españoles cree que la gente "miente más en Internet y en las redes sociales que cara a cara", una afirmación compartida por el 87,5% de los encuestados.

Los jóvenes españoles también admiten que Internet les ayuda a hacer tareas y trabajos de la escuela, algo que reconoce el 75,7% de los encuestados, así como a "sentirse más conectado a sus amistades" (72%) y organizar sus actividades cotidianas (62,3%). Sin embargo, solo un 39% afirma que la red les ayuda a sentirse más conectado a sus familias. En ese sentido, los jóvenes españoles perciben un escaso apoyo por parte de sus docentes y progenitores en sus actividades en Internet.

Publicidad