Publicidad

Galicia

A golpe de megáfono para disolver reuniones de padres y niños por exceso de aforo en parques de Vigo

La policía local de Vigo, en Galicia, ha tenido que actuar para impedir que se incumplan las recomendaciones sanitarias en varios parques de la ciudad. Había exceso de aforo de padres y niños en las zonas infantiles.

Los agentes de la Policía Local de Vigo, en Galicia, han tenido que desalojar varios parques a golpe de megáfono ante la afluencia de familias aprovechando la subida de temperaturas y las vacaciones de carnaval. Habían recibido llamadas por parte de algunos vecinos que alertaban de la presencia de grupos de personas en zonas recreativas de la ciudad

Llamadas de denuncia por incumplimiento de aforos

Una docena de llamadas recibieron en la tarde de ayer los agentes locales de Vigo. "Hay grandes grupos de personas en el parque y los jardines de Bouzas", "están reunidos en la zona del asilo de Alcabre", alertaban los vecinos. La conocida como "policía de balcón" volvió a actuar en la ciudad y movilizó a varias patrullas.

El tiempo y el carnaval animan a salir a la calle

El buen tiempo, tras semanas de lluvia, las vacaciones de Carnaval y las ganas de charlar con sus compañeros, llevaron a diferentes familias a juntarse en las zonas verdes y recreativas de Vigo. Poco pudieron disfrutar del relajo porque la policía se personó en la zona y, haciendo uso de la megafonía del coche patrulla, advirtió de que debían separarse y disolver las reuniones.

Restricciones en Galicia

En Galicia las restricciones -medidas, confinamientos o toques de queda- para frenar al coronavirus empiezan a dar resultado. No está permitido el contacto con personas no convenientes, tampoco las reuniones y, como en el resto del país, se debe guardar la distancia de seguridad que, en este caso, no existía.

Asegura la policía gallega que cada vez son más frecuentes estas llamadas a la centralita del 092. La “policía de balcón” denuncia actitudes sancionables desde sus ventanas y las patrullas acuden a comprobarlo. Una de las reuniones más multitudinaria de los últimos días fue esta, aprovechando el paseo de los más pequeños en sus días de ocio por las fiestas del carnaval.

Los agentes disolvieron en solo una tarde más de una decena de reuniones aunque ninguno de los infractores tuvo que ser sancionado. Informaron a los ciudadanos y ellos respondieron distanciándose de sus vecinos y compañeros.

Publicidad