Publicidad

CRISIS HUMANITARIA

Cientos de venezolanos, atrapados en Cúcuta por el cierre de fronteras

En la ciudad colombiana de Cúcuta permanecen atrapados cientos de venezolanos después de que Nicolás Maduro anunciara el pasado 23 de febrero la ruptura de relaciones con Colombia viven el drama de no poder llegar a su país con productos, que allí son un lujo, para satisfacer las necesidades básicas.

antena3.com | Madrid
| 28.02.2019 06:02

Estas personas, víctimas de la crisis humanitaria que vive Venezuela, llegaron este miércoles a los diferentes puentes que conectan a estos dos países con la ilusión de regresar a sus hogares; ilusión que rápidamente chocó contra la barricada de la Guardia Nacional Bolivariana, que les negó el paso. Debido al cierre de frontera que el Gobierno colombiano ordenó durante tres días, una multitud de venezolanos que necesitaban volver a su país se estableció en los alrededores de los cruces fronterizos a la espera de su apertura, durmiendo en las calles y comiendo lo que los lugareños les podían proveer.

En el puente Simón Bolívar, principal cruce fronterizo entre ambos países, estaba Stick Olivares, uno de los pocos que se animaron a acercarse a la Guardia Bolivariana para solicitar el acceso a la ciudad venezolana de San Antonio. Junto a su madre Alba entró este martes a Cúcuta gracias a una excepción hecha por las autoridades de los dos lados del puente, que ignoraron el cierre fronterizo para permitirle a la anciana de 73 años recibir el tratamiento para combatir el cáncer que padece y que en Venezuela no es posible tratar debido a la falta de insumos médicos. "Pasamos por el tratamiento de mi madre, que en Venezuela no estaba en el momento que se presentó la emergencia, no estaba el medicamento", dijo Olivares a periodistas.

Pese a verse beneficiado por la excepción, el problema llegó hoy cuando la guardia les negó el paso de regreso a Stick y a su madre, quien atravesó el puente en una silla de ruedas bajo un sol abrasador, para recibir la negativa. "Yo creo que ya es mezquindad de la persona que está a cargo", aseguró el joven, visiblemente furioso por la falta de "humanidad" mostrada por los militares venezolanos.

Los más intrépidos no quisieron esperar a que los guardias permitieran el paso y se animaron a emprender el trayecto de vuelta a su país a través de los pasos ilegales conocidos como "trochas". La mayoría de estas estrechas rutas se abren paso entre la maleza, son usadas para el transporte de contrabando y su control está bajo el poder de bandas criminales.

Publicidad