15.999833

Publicidad

Coronavirus

Polémica por los vídeos de unos jóvenes contagiados que bromean sobre la pérdida del olfato y del gusto por el coronavirus

Los jóvenes contagiados jugaban a adivinar los productos que comían con los ojos tapados y consideraban que era "divertido perder el olfato por el coronavirus".

Shannon Roche, una joven de 25 años, de Orlando, Estados Unidos, supo que tenía coronavirus después de morder una patata frita con crema agria y cebolla a principios de julio y comprobar que no sabía absolutamente a nada.

Ante esto, la joven fue al baño y se puso su perfume por todo el cuerpo y seguía sin poder oler a nada, al igual que su compañero de piso, que dieron positivo en coronavirus el 8 de julio. Algo que les obligó a hacer cuarentena durante dos semanas en su casa.

Durante estas dos semanas dedicaron su tiempo a comer alimentos de todo tipo y publicarlo en la red social en Tik Tok como si se tratara de una insignia de honor del coronavirus.

En los vídeos se muestran a ambos compañeros tomando salsa picante, jugo de limón, vinagre balsámico, entre otros, con los ojos vendados. Tenían que adivinar que estaban comiendo. Roche confundió la cebolla cruda con apio o una galleta, aunque si identifico el ajo molido "por la textura", indica a 'New York Post'.

Uno de los efectos del coronavirus es la pérdida del olfato y del gusto. Estos efectos pueden ser los únicos que tengan algunos infectados de coronavirus. Unos gustos que vuelven a recuperarse tiempo después de superar el coronavirus.

En el caso de Roche indica que todavía no reconoce muchos sabores e indica que "no puedo saborear los sabores de calabaza, pero puedo saborear mi café helado con caramelo" y señala que no pudo oler a tierra mojada hasta dos semanas después de dar positivo en coronavirus". También admite que sigue sin saborear el alcohol, "tomé vodka y parecía agua" y señala que "fue muy extraño. Hizo que beber fuera mucho más divertido".

Publicidad