Robert Burnette, acusado del asesinato de su hijo

Publicidad

SE ENFRENTA A 30 AÑOS DE PRISIÓN

Un padre mata a su bebé metiéndole los dedos en la garganta para que dejara de llorar mientras la madre miraba

El bebé de seis semanas llegó al hospital con varios huesos rotos, lesiones hepáticas y hemorragia cerebral y murió después de varias semanas en cuidados intensivos.

antena3.com | Madrid
| 18.09.2018 14:19

Un bebé ha muerto después de que su padre le metiera los dedos en la garganta para tratar de encontrar sus cuerdas vocales y evitar que llorara mientras la madre del niño miraba, según se testificó en el tribunal. Robert Burnette, de 21 años, sacudió a Jaxon, de seis semanas, y lo arrojó boca abajo sobre una cama, antes de agarrar al pequeño por la nuca y meterle los dedos en su garganta. El niño fue llevado al hospital con huesos rotos, lesiones hepáticas y hemorragia cerebral, y fue declarado muerto a finales de noviembre de 2016 después de varias semanas en cuidados intensivos.

Según informa 'Metro', la Policía de St. Louis dijo que el abuso que Jaxon sufrió fue uno de los peores que jamás habían visto. Además, Burnette ya tenía un "historial de violencia", ha estado en instituciones mentales por problemas severos de ira y ha sido diagnosticado con varios trastornos mentales.

La madre de Jaxon, Megan Hendricks, está acusada de estar de pie y observar cómo Burnette atacaba al bebé sin tratar de pedir ayuda, según el St. Louis Post-Dispatch. Después de que Jaxon fue llevado al hospital, Hendricks presuntamente mintió y dijo que ella no sabía cómo había resultado herido. También se refería al pequeño bebé sólo como "el niño" o "el bebé" -no su nombre completo- y no mostraba ningún tipo de emoción cuando hablaba de él. Además, según el informe, Hendricks fingió haber llorado en un momento dado durante una entrevista con la policía, pero se detuvo en cuanto un detective salió de la sala de interrogatorios.

A finales de agosto, Burnette admitió el abuso infantil que provocó la muerte del bebé y se enfrenta a 30 años de prisión cuando sea sentenciado el 29 de octubre. Hendricks, también de 21 años, se enfrentará los mismos cargos que su pareja cuando su juicio comience el próximo mes.

Publicidad