Durante los próximos 18 meses, la Universidad de Tecnología de Eindhoven ha abierto vacantes para personal académico exclusivamente para mujeres. La Universidad espera que esta medida resulta en que uno de cada cinco de sus profesores sean mujeres para el próximo año.

Esta medida ha entrado en vigor el 1 de julio y forma parte de la beca Irene Curie. Si estas vacantes no son cubiertas por mujeres dentro de 6 meses, se buscará candidato fuera de la beca.

"Otorgamos gran importancia a la igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y hombres", dijo el rector Frank Baaijens, de la universidad. "Se sabe desde hace algún tiempo que una fuerza laboral diversa funciona mejor. Conduce a mejores estrategias, más ideas creativas y una innovación más rápida".

El objetivo de la Universidad holandesa de Eindhoven, es que un 20% de las cátedras sean ocupadas por mujeres en 2020.