Coches aparcados

Publicidad

Estados Unidos

Un joven de California averigua que su exprofesor vive en un vehículo y recauda 27.000 dólares para él

José Villarruel, exprofesor residente en Fontana, California, se vio afectado por el cierre de los colegios de Estados Unidos en mayo de 2020 y a causa de esto se vio obligado a renunciar a su plaza de maestro y utilizar su coche como hogar. Steven Nava, un joven de la ciudad, conoció la situación de su ex profesor e inicio una campaña que en tan solo seis día recaudó 27.000 dólares.

La pandemia de coronavirus ha incrementado los problemas sociales y económicos de miles de familias no solo en España, sino que al rededor del mundo ha dejado impactos económicos abrumadores y difíciles de solventar. Este ha sido el caso de un profesor suplente de Fontana, California (Estados Unidos). José Villarruel se vio afectado por el cierre de los colegios de EEUU en mayo de 2020 y a causa de esto se vio obligado a renunciar a su plaza de maestro.

José enviaba mensualmente dinero a su mujer y sus hijos a México, su pensión no le llegaba y además las deudas se le multiplicaban, por ello, aceptó un trabajo como soldador donde el turno comenzaba a las cinco de la mañana. Pero un ángel se acercó a su coche. Steven Nava, joven de la ciudad californiana, observaba cómo un hombre de avanzada edad abandonaba un coche que se había convertido en su hogar.

Decidido, un día se acercó para conocer su situación, lo que no esperaba era encontrarse a su ex profesor del Fontana Unified School District. Esta historia conmovió tanto a Nava, que le dio los 300 dólares que tenía, publicó su historia en redes sociales y creó una página de Go Fund Me para que los ciudadanos estadounidenses pudieran hacer donaciones para la causa de José.

Tan solo seis días y ya habían recaudado más de 27.000 dólares - más de 22.000 euros-. Nava junto a más ex alumnos que conocieron la historia decidieron darle esa sorpresa en persona el día 11 de marzo, día en que José cumplía 77 años.

La cadena estadounidense CNN se hizo eco y se puso en contacto con José Villarruel, que estaba muy emocionado, el ex profesor estadounidense declaraba que "desde el fondo de mi corazón, tuve que reunir toda la fuerza para no emocionarme ni ponerme nervioso. Fue inesperado, pero lo acepto con el corazón abierto y estoy listo para lo que venga después. Sé que vendrán cosas buenas”.

Además, Nava actualizaba cada día las noticias sobre la situación de José Villarruel, donde además publicaba en uno de los comentarios el enlace donde podían donar los ciudadanos para facilitar el trámite.

Publicidad