68.845333

Publicidad

Coronavirus

El coronavirus amenaza con cambiar el statu quo de muchos países

Las medidas excepcionales que la mayoría de países se han visto obligados a adoptar para tratar de frenar la pandemia del coronavirus se mezclan con derivas autoritarias de algunos gobiernos, como el de Hungría.

El coronavirus cambiará muchas cosas. Preocupan especialmente las derivas autoritarias que se puedan producir en algunos países y las estrategias de diplomacia humanitaria para ganar influencia global.

Y es que se trata de la mayor crisis que azota al mundo desde la Segunda Guerra Mundial.

"Cada vez que ha habido circunstancias excepcionales en una sociedad, ha habido una tentación por parte de determinados actores políticos para aprovecharla en su favor acaparando más poder", explica Jesús A. Núñez, codirector Instituto IECAH.

Un ejemplo es Hungría. Varios gobiernos de la Unión Europea han criticado, sin mencionarle, las medidas de su primer ministro, Viktor Orbán, quien ha establecido un estado de alarma indefinido que le otorga más poder.

En Turkmenistán, oficialmente sin un solo contagio, se prohíbe la palabra coronavirus, y se detiene al que lleve mascarilla.

Militares rusos desinfectando las calles de Italia. Un avión con ayuda para Estados Unidos enviado desde Moscú. Estos días vemos gestos de solidaridad a países occidentales por parte de Rusia o China.

Desde Oriente a Occidente, otra medida recurrente es la de vigilancia mediante teléfonos móviles, para asegurarse del cumplimiento de la cuarentena.

Publicidad