Publicidad

España-Marruecos

Escalada de tensión entre España y Marruecos con un cruce de comunicados

Marruecos ha respondido a España que la "crisis bilateral no está vinculada a la crisis migratoria" y que "la cuestión de la migración" no se debe utilizar "para desviar la atención de las verdaderas causas".

La tensión entre España y Marruecos aumenta después de que ambos países se cruzaran varios comunicados. El rey de Marruecos ha reconocido en un primer comunicado que la raíz de esta crisis son las "segundas intenciones hostiles de España con respecto al Sáhara".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, responde que el "respeto y la confianza no se construyen si es está diciendo que por una desavenencia en política exterior no se respetan las fronteras y se permite la entrada masiva de inmigrantes en una ciudad española; a mi juicio eso no es aceptable".

Marruecos lanza un segundo comunicado insistiendo en que la "crisis bilateral no está vinculada a la crisis migratoria" y añade que "la cuestión de la migración no debe utilizarse como pretexto para desviar la atención de las verdaderas causas de la crisis bilateral".

Comparecencia del líder del Frente Polisario

Este martes comparece ante la Audiencia Nacional el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, que responderá por videoconferencia por las dos causas que tiene con la justicia española: "detención ilegal, torturas y lesa humanidad" y "genocidio, asesinato, terrorismo, torturas y desapariciones" sufridos "por los prisioneros de guerra" y por ciudadanos saharauis, "especialmente por los de origen español, en manos del Frente Polisario".

El juez Santiago Pedraz, quien tomará declaración a Ghali, advierte que considera "totalmente desmedido" detener a Gali dado que por el momento sólo se están investigando unos hechos que podrían suponer la comisión de dichos delitos, pero por el momento, no está siquiera imputado y "goza en todo momento de la presunción de inocencia".

Publicidad