115.029167

Publicidad

Sesión de control al Gobierno

Pedro Sánchez y Pablo Casado no cambian el tono y la negociación de los Presupuestos sigue en el aire

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y el líder de la oposición, Pablo Casado, no cambian el paso. La negociación de los Presupuestos sigue en el aire y el presidente del ejecutivo insiste en llamar a la unidad.

Pedro Sánchez ha hablado de nuevo esta mañana en la Sesión de control al Gobierno de "tender la mano" y Pablo Casado, también, en su intervención ha asegurado que "lleva meses tendiendo la mano y ofreciendo un pacto sanitario Cajal".

A pesar de ello, presidente de Gobierno y líder de la oposición parece que están todavía lejos de llegar a un saludo cordial con estrechamiento de mano incluido.

Los reproches de Casado

Casado ha señalado que "nadie duda en todo el mundo" que la gestión del Gobierno en esta crisis "ha sido un fracaso" porque España tiene las "peores cifras de fallecidos, contagiados y parados".

Ha continuado su discurso comparando como se ha gestionado y como se están pidiendo responsabilidades políticas por la gestión del coronavirus en otros países como Francia, Italia, Finlandia o incluso Chile "donde han destituido al ministro de Sanidad por cambiar el número de fallecidos".

Casado ha asegurado, que a pesar de eso, lleva "meses tendiendo la mano" y ofreciendo un "pacto sanitario Cajal", un marco legal ante rebrotes sin tener que recurrir a la alarma o un plan de choque para "reducir impuestos y burocracia o extender los ERTE hasta final de año".

El líder del PP ha recriminado a Sánchez la crispación y la división "que aunque se la imputa a los populares no es más que la sombra de sus propio gobierno". Casado ha añadido: "Los únicos antipatriotas que hay aquí son los socios que le hicieron presidente, no busque falsos culpables".

Sánchez: "Unidad o bronca"

Sánchez ha iniciado su respuesta irónicamente de esta manera: "Y yo que pensaba que venía a tender la mano al gobierno para llegar a acuerdos y nos encontramos con lo mismo de siempre".

Pedro Sánchez ha afirmado que en estos más de tres meses desde el inicio de la pandemia el gobierno ha conseguido "evitar la destrucción de millones de puestos de trabajo y empresas", y se ha asistido a los colectivos más vulnerables.

Pero sobre todo, ha recalcado, se ha conseguido salvar la vida de 450.000 personas como consecuencia del confinamiento.

Al final de su intervención Sánchez ha insistido en la petición de las últimas semanas al principal partido de la oposición: "Dos no se pelean si uno no quiere, dos no se ponen de acuerdo si uno no quiere",y una vez más le ha repetido:"Si quiere unidad aquí tiene al Gobierno y si quiere bronca ahí tiene a la ultraderecha"

Publicidad