Publicidad

Pleno del Congreso

Jiménez Becerril, a Grande-Marlaska: "No hay apisonadora capaz de destruir a ETA mientras el presidente pacte con sus herederos"

La diputada Teresa Jiménez Becerril y el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska han protagonizado uno de los momentos más tensos del pleno del Congreso por la polémica participación de Pedro Sánchez en un acto simbólico de destrucción de las armas de la banda terrorista ETA.

La diputada Teresa Jiménez Becerril y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska han protagonizado el encontronazo más tenso del pleno en el Congreso a cuenta de la banda terrorista ETA.

La pregunta que derivó el rifirrafe entre Becerril y Marlaska fue la siguiente: ¿Cómo explican ustedes el acto de propaganda de destrucción de armas de ETA, mientras acercan a sus casas cada semana a 5 de los etarras que las disparaban? ¿De qué nos sirve que destruyan las armas de ETA si el presidente de España pacta con los terroristas que las empuñaban?"

La cuestión de la diputada popular viene precedida por la polémica participación de Pedro Sánchez en un acto simbólico para conmemorar el final de la banda terrorista ETA en el que una apisonadora destruyó cientos de armas de los terroristas. Marlaska no contestó directamente al acto en cuestión ya que otra pregunta de un diputado de Vox versaba sobre lo mismo pero sí entró en el segundo tema a debate: el traslado de presos etarras a cárceles del País Vasco.

El ministro del Interior aseveró que "este gobierno aplica la ley en el traslado de los presos de ETA como en cualquier otro, siguiendo criterios técnicos" y argumentando que la diputada popular "se reitera desde hace más de dos años y medio" la emplazó a presentar una demanda " si cree que este Gobierno está actuando arbitrariamente".

En el turno de réplica Jiménez Becerril elevó el tono y reprochó al Ejecutivo que "ETA no está derrotada, está ahí representada y no hay apisonadora capaz de destruirla mientras el presidente del gobierno pacte con sus herederos". Continuó la diputada, víctima de la banda terrorista, pidiendo al ministro que la mirase a la cara.

"Míreme de frente y dígale a los españoles por qué han beneficiado a más de 160 terroristas, terroristas que no se arrepienten, que no colaboran con la Justicia. La mayoría de estos etarras tienen las manos manchadas de sangre ¿de verdad pensaron ustedes que íbamos a aplaudir a Pedro Sánchez mientras se adjudicaba la derrota de ETA humillando a la Guardia Civil, a la Policía, a las víctimas de ETA y a todos los españoles que resistieron y de verdad vencieron a ETA. No necesitamos actos para mayor gloria del señor Sánchez lo que necesitamos es que este Gobierno deje de pagar favores a Bildu pisoteando el sacrificio de miles de españoles" espetó Becerril.

También muy dura fue la respuesta de Grande-Marlaska: "Usted en su intervención ha atacado al poder judicial que también puso mucho en la derrota de la banda terrorista ETA, ha atacado a la autonomía del País Vasco y lo hace evidentemente con mala fe". El ministro cerró su turno de palabra preguntando "por qué se empeñan en utilizar el terrorismo como arma política cuando ETA no existe, por mucho que digan ustedes lo contrario. Por qué esa incapacidad de celebrar un éxito colectivo de la sociedad como fue la derrota del terrorismo. ¡Basta ya! de oportunismo de confrontar poniendo en cuestión un logro importante de la democracia y de la sociedad española".

Publicidad