120.00

Publicidad

Coronavirus

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid llama fariseo al de Políticas Sociales por la polémica de las residencias de ancianos

Nuevo enfrentamiento entre los consejeros relacionados con la gestión del coronavirus en la Comunidad de Madrid, a propósito del traslado o no de los ancianos de las residencias a los hospitales durante los días de mayor incidencia de la pandemia. El de Sanidad es del PP y el de Políticas Sociales es de Ciudadanos.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (PP), ha acusado al consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero (Cs), de "fariseísmo político" y le ha reprochado que haya filtrado unos correos electrónicos dirigidos a él, donde advertía de las consecuencias de no trasladar a todos los ancianos de residencias a hospitales, como indicaba el "borrador" de un protocolo. El primero es del PP y el segundo de Ciudadanos.

Borrador, no protocolo

Escudero ha explicado sobre el protocolo que "se trabajaron hasta con seis borradores hasta el documento definitivo que fue el del 25 de marzo" y ha reiterado que "había sido un error enviar ese borrador, puesto que era una propuesta desde la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria, pero que necesitaba el visto bueno de los 26 geriatras de enlace, que son los que establecen el criterio clínico definitivo de derivación". En una entrevista en 'Onda Madrid' ha destacado que el protocolo definitivo ha permitido realizar cerca de 9.600 traslados de residencias a hospitales con "criterios clínicos", y ha asegurado que desde Sanidad han hecho "todo lo humanamente posible por tratar de curar a nuestros mayores" y que siempre se ha utilizado ese criterio.

Ausencia de reuniones

A Escudero le "resulta sorprendente" que Reyero "haga referencia a correos personales", y ha asegurado que han llegado a mantener 21 reuniones con Políticas Sociales, "a las cuales no ha acudido ni una sola vez". "Podría haber llamado por teléfono, es todo bastante más sencillo y no entiendo a qué responde el estar con este tipo de filtraciones de cuestiones de trabajo entre consejeros que forman parte de un mismo gobierno, pero bueno, allá cada uno con su conciencia, y me parece una actitud de un fariseísmo político la verdad que sorprendente", ha manifestado.

La acusación del consejero de Ciudadanos

La polémica se inició cuando el consejero de Políticas Sociales, Igualdad, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, que perdió la competencia sobre las residencias al principio de la pandemia por decisión de la presidenta Díaz Ayuso, se mostró "radicalmente en contra" de los criterios reflejados en varias órdenes por las que se rechazaba el ingreso en hospitales a determinados usuarios de residencias de mayores en pleno pico de la pandemia del coronavirus. En una comisión celebrada en la Asamblea de Madrid, Reyero aseveró que dichos criterios, establecidos en diversos protocolos difundidos por varios medios de comunicación, se distribuyeron "en contra del criterio de la Consejería de Políticas Sociales". De hecho, ha dicho que tanto en reuniones como por escrito el 22 de marzo, el 31 de marzo y el 11 de abril manifestó al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, su posición rotundamente contraria. "La derivación (a hospitales) debe basarse en criterios médicos pero no por grado de dependencia. No es ético y posiblemente no sea legal. Si no era posible la derivación, habría que medicalizar las residencias, dije. O el residente va al hospital o al revés", ha afirmado el consejero, quien ha recordado que el CERMI expresó su inquietud por estos protocolos.

Publicidad