Publicidad

Líder polisario

El líder del Frente Polisario sale del hospital de Logroño y abandonará España esta noche

Brahim Ghali ha pedido el alta voluntaria a pesar de las recomendaciones médicas y ya ha abandonado el hospital de Logroño rumbo al aeropuerto de Pamplona, según ha podido saber Antena 3 Noticias.

Brahim Gali saldrá de España de forma inminente. El líder del Frente Polisario ha pedido el alta voluntaria y ha abandonado el Hospital de Logroño a pesar de las recomendaciones médicas, tal y como ha podido confirmar Antena 3 Noticias. Gali lleva una sonda urinaria y otra nasogástrica.

El líder del Frente Polisario, que ha comparecido hoy ante la Audiencia Nacional de forma telemática, volará próximamente desde el aeropuerto de Pamplona en un avión oficial rumbo a Argelia, tal y como informa el portavoz del Frente Polisario.

Las relaciones entre España y Marruecos se vieron deterioradas después de que el líder polisario, con infección por coronavirus y en estado grave, fuera acogido por razones humanitarias en el Hospital de Logroño.

España ha avisado a Marruecos

Las autoridades marroquíes ya han sido informadas por vía diplomática de la salida de España de Brahim Gali, según fuentes de Exteriores consultadas por Antena 3 Noticias. El líder del Frente Polisario salió del hospital con el pasaporte de nacionalidad argelina, la misma documentación con la que entró.

La decisión de Gali de abandonar España se produce justo después de que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz haya descartado imponerle medidas cautelares, por lo que no tiene restringida su libertad de movimiento.

Defensa frenó un avión al carecer de permisos

Las alarmas sobre una posible salida de Brahim Gali de España saltaron al detectar un avión procedente de Argelia que se acercaba al aeropuerto de Logroño para recoger al líder del Frente Polisario.

Un controlador militar detectó la llegada del avión y fue Aviación Civil quien no permitió el aterrizaje al no tener el permiso necesario. El aeropuerto de Logroño consideró que no se daban las condiciones operativas para que aterrizara allí y el avión se tuvo que dar la vuelta.

El ministerio de Asuntos Exteriores reconoce que Argelia advirtió de ese vuelo, pero fue el aeropuerto quien consideró que no se daban las condiciones operativas. El extraño vuelo se produce en plena crisis diplomática entre España y Marruecos tras la entrada del líder del Frente Polisario en el país.

Publicidad