La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha vinculado su salida de la política a una "tormenta perfecta", que se planificó "en un despacho", y que tuvo que ver con "el interés económico de un empresario que quería recibir dinero y no lo recibió", con un "componente de venganza" por "levantar alfombras" y por que a personas les venía "muy bien" desgastarla.

Sobre su dimisión

Cifuentes ha dicho que todo lo que condujo a su dimisión hace año y medio "se planificó en un despacho y se ejecutó con precisión matemática" y ha culpado de ello a políticos del PP y a "algún empresario que quería recibir un dinero de la Comunidad que no recibió".

El caso Púnica

La expresidenta ha defendido que no se ha llevado jamás "ni un euro de dinero público" y que no tiene "absolutamente nada que ver" con la trama Púnica, por la que ha sido llamada a declarar en calidad de investigada el 1 de octubre.

"Ya eres culpable y ya luego no pasa nada si se te levanta la imputación. El sufrimiento entre medias en lo que se queda", ha manifestado. En este punto, ha indicado que ella va a dar "todas las explicaciones" que sea necesario y ha asegurado que su inocencia "en todas aquellas cosas" de las que le ha acusado "va a quedar clara".

Apoya una abstención del PP en una investidura de Sánchez

"Que haya nuevas elecciones no es una buena noticia para el país, no solo por el inmenso coste económico que suponen sino porque aumenta y mantiene la inestabilidad. Yo sinceramente creo que lo mejor que podría ocurrir es que hubiera un gobierno lo antes posible", ha señalado la expresidenta del PP.

Sobre la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Ayuso

"Siempre le di confianza, le permití crecer políticamente. Deseo de corazón que le vaya muy bien", ha declarado la exdirigente autonómica a Díaz Ayuso.

De hecho, Cifuentes ha recordado que cuando ella gobernó Díaz Ayuso fue portavoz adjunta en la Asamblea de Madrid y luego viceconsejera de Presidencia mientras que, bajo su mandato al frente del PP, fue vicesecretaria y presidenta del Comité de Afiliación. La expresidenta no ha querido comentar las declaraciones de Díaz Ayuso, que aseguró que su trató con Cifuentes era el mismo que el de cualquier otro militante de su partido, porque no sabe "en qué contexto" las realizó.

En cuanto a su relación con el presidente del PP, Pablo Casado, la exdirigente ha desgranado que ella sí tenía amistad con él cuando estaba en política pero que desde su dimisión no ha hablado con él.

Sobre su acusación a robar cremas

Respecto al vídeo, que provocó su precipitada dimisión, ha contado que las cremas llegan a su bolso por "las mete" ellas pero que lo hizo "por equivocación" y "sin querer".

Se trata, según ha explicado, de un error que subsanó en ese momento y ha desgranado que no podía imaginar que había alguien que estaba grabándolo y que lo iban a guardar para utilizarlo "cuando conviniera previo intento de extorsión".

"Me resulta difícil hablar de esto es algo de lo que no me siento orgullosa en absoluta, al contrario. Jamás voy a defender que alguien se lleve algo de una tienda pero es que objetivamente yo no me di cuenta", ha sostenido. En este sentido, ha declarado que a raíz de las imágenes se le ha acusado de cleptómana, algo que es "mentira".

Para la expresidenta autonómica, este vídeo tiene que ver con "las cloacas del estado". De hecho, el asunto se encuentra ya en manos de su abogado que ha presentado una demanda civil contra el centro comercial por la distribución de las imágenes.