El PSOE de Pedro Sánchez ha obtenido una victoria histórica en la Comunidad de Madrid, donde no ganaba las elecciones generales desde 1986, en unos comicios que en la región también están marcados por el adelanto de Cs al PP, que pierde la mitad de su electorado, así como por la irrupción de Vox.

El PSOE logra once diputados, con un 27,21% de los votos, seguido de Ciudadanos como segunda fuerza al crecer en apoyos y en escaños, con un total de ocho representantes y del 20,92% de los votos, por encima de los siete parlamentarios del PP. Bajo el liderazgo de Pablo Casado los 'populares' pierden ocho de los quince representantes obtenidos en 2016 y la mitad de su voto en la Comunidad de Madrid, al pasar del 38,25% al 18,60%, en el que es uno de sus principales feudos.

Unidas Podemos se deja dos parlamentarios y logra seis, mientras que el partido de Santiago Abascal irrumpe con cinco representantes por Madrid en el Congreso y suma el 13,85 % de los votos. El PP aguanta mejor en la capital que en la región, pues en la ciudad de Madrid el partido de Albert Rivera no adelanta a los populares, que retienen el 20,83 % del voto, mientras que en la Comunidad de Madrid aglutinan menos apoyos, el 18,58 %. Aun así, los 'populares' pierden prácticamente la mitad de los votantes: en 2016 eran 1.325.665 votos y ahora no llegan a los 700.000.

En las localidades más pobladas de la Comunidad, como Alcalá de Henares, Móstoles o Fuenlabrada, el PP pierde la primera posición y retrocede varios puestos hasta ser tercero, cuarto y quinto, respectivamente. El descalabro de los 'populares' hace que se queden fuera del Congreso de los Diputados la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, que ocupaba el noveno puesto, José Ignacio Echániz (8) y el jefe de gabinete de Casado y exconsejero madrileño de Sanidad con Esperanza Aguirre, Francisco Javier Fernández-Lasquetty.

El partido de Santiago Abascal suma más porcentaje de voto en la Comunidad de Madrid que en la media nacional, pues en el conjunto del país le apoya el 10,26 % mientras que en la Comunidad de Madrid alcanzan el 13,85 % de los apoyos. Medio millón de los 2,5 millones de votantes de Vox son madrileños.

Tras el golpe de efecto de los debates y del fichaje del expresidente madrileño Ángel Garrido, que ha cambiado un puesto seguro con el PP en el Europarlamento por ser el 13 de la candidatura de Ignacio Aguado, Albert Rivera ha logrado superar a Casado en lo que hasta ahora era un fuerte para el PP. Una victoria en el bloque de la derecha que no ha logrado sin embargo trasladar ni a la ciudad de Madrid ni al conjunto del país, pero muy significativa porque llega a menos de un mes de las elecciones autonómicas y municipales.