Un estudio realizado por economistas expertos señala que los salarios de las mujeres en España se recuden durante los dos primeros años tras el nacimiento del primer hijo, un descenso que no se recupera. Por el contrario, el sueldo de los hombres mantiene la tendencia de crecimiento que tenían antes de ser padres.

Los economistas Libertad González y Jorge García Hombrados ha publicado este estudio en el blog 'Nada es gratis', realizado a raíz de datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales (MCVL) del 2015. Para realizar el análisis seleccionaron las "observaciones de hombres y mujeres nacidos entre 1970 y 1990, que tenían entre 25 y 45 años en 2015, y que tuvieron a su primer hijo antes de 2011".

En la muestra escogida, un año antes del nacimiento del primer hijo, los hombres ganaban de media unos 15.000 euros, mientras que las mujeres unos 11.000 (un 75% del ingreso de los hombres). Cabe señalar que la brecha 'de partida' en ingresos anuales medios es del 25%.

En los años previos a la llegada de los hijos hay tendencia positiva en el salario tanto para los hombres como para las mujeres. Sin embargo, tras el nacimiento de los hijos, esa tendencia continúa para ellos pero no para ellas. "Al cabo de cinco años, la brecha de género que se abre con respecto al año de partida es del 17%", señalan los economistas.

En este punto, hay que estudiar si el ensanchamiento de la brecha de género tras la maternidad es debido a que hay mujeres dejan de trabajar después de tener hijos o que reducen su jornada de trabajo. "Efectivamente, la participación laboral se reduce de manera persistente entre las mujeres", por lo que la brecha de género en participación "que podemos atribuir a la maternidad es del 12% al cabo de 5 años".

Hay que tener en cuenta también que son muchas las mujeres que reducen su jornada laboral tras tener un hijo. "La brecha de género en la probabilidad de estar trabajando a tiempo completo durante todo el año es de aproximadamente el 25% cinco años después de la maternidad, y esto se debe en gran parte a que la jornada a tiempo parcial aumenta entre las mujeres con hijos", explican.

Por último, para los trabajadoras que continúan trabajando a tiempo completo, el nacimiento del primer hijo también va acompañado de una reducción del 9% en el salario por hora, en relación a los hombres.